Posted by : István Ojeda Bello miércoles, 11 de julio de 2007

En las reflexiones tituladas, “La tiranía mundial”, Fidel citó algunas partes de un texto firmado por Jack Hwkins, jefe paramilitar para los preparativos de la invasión mercenaria por Bahía de Cochinos.

La elección del residente cubano no fue ociosa pues dicho informe, sin proponérselo desde luego, devela la política de terrorismo de Estado practicada por Estados Unidos hacia Cuba después del triunfo de la Revolución en 1959.

El objetivo de este Memorando para archivo, fechado el 5 de mayo de 1961, era, según su autor: “acopiar una significativa información relacionada con la preparación y ejecución de las operaciones paramilitares contra el gobierno de Castro en Cuba y sacar las conclusiones de esta experiencia las cuales pueden ser de gran utilidad en el futuro”.

Dicho más claramente: uno de los oficiales más vinculados al rotundo fracaso de Bahía de Chinos rindió cuentas sobre su trabajo; tratando, obviamente, de salvar su pellejo. Especialmente porque se suponía que todo debía salir según lo programado.

El coronel del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos, Jack Hawkins, se incorporó oficialmente al proyecto el primero de septiembre de 1960. Durante todo el tiempo que duró al operación despachaba directamente con las figuras más importantes de la agencia, a saber: el jefe de la División del Hemisferio Occidental, coronel J.C. King, el subdirector de planes, Richard Bissell y el propio director, Allen Dulles.

Fidel concretamente se refirió a partes cuatro y cinco de “memo”, dedicadas a los “conceptos paramilitares” y la evaluación de los “resultados del programa de resistencia interna entre septiembre de 1960 y abril de 1961”, previo al día D.

Como recordara el presidente cubano, la idea inicial de la CIA era desencadenar una rebelión interna que diera al traste con la Revolución. Para ello crearía un “oposición interna” creíble que permitiera a Estados Unidos enmascarar su operación intervencionista.

Sin embargo el amplio apoyo popular al Gobierno Revolucionario, la eficiente labor de los órganos de la seguridad del estado y el eficaz batida a las bandas de bandidos por las Milicias Nacionales Revolucionarias, forzaron el cambio hacia la táctica de un desembarco aeronaval por punto aislado de las costas cubanas para establecer un cabeza de playa, a la que trasladaría un “gobierno provisional”.

¿Por qué decimos que el “memo de Hawkins” es una magnífica pieza para denunciar el proceder francamente hostil de Estados unidos hacia Cuba?. No solo porque explique todos los detalles de como un país planifica con lujo de detalles el derrocamiento de un gobierno extranjero oficialmente reconocido y con el cual no se encontraba en guerra; sino también porque dicha operación debía hacerse de manera que la mano de los Estados Unidos no apareciera en ningún momento.

Es lo que se dio en llamar la doctrina de la negación plausible, dicho en palabras del presidente Eisenhower, cada uno de los miembros del gobierno yanqui debía “estar preparado para jurar que él [el presidente] nunca había oído nada al respecto”.

Este precepto condicionó, por ejemplo los contactos de la CIA con los contrarrevolucionarios cubanos se realizaran a través de hombres de negocios norteamericanos, quienes darían la imagen de que era el sector privado, no el gobierno, quien apoyaba el derrocamiento de la Revolución.

El celo en este sentido se llevó al extremo de que los aviones utilizados para la invasión fueron los bombarderos ligeros B-26, los cuales como dijera Hawkins “habían sido distribuidos en varios países extranjeros incluyendo América Latina y se podía por tanto, satisfacer la exigencia de que los Estados Unidos no se vieron involucrados en este proyecto”. Eso sin hablar de que los aparatos fueron pintados con las insignias de la Fuerza Aérea Cubana, en franca violación del derecho internacional.

Este principio guió toda la operación de Bahía de Cochinos, pero como la historia demostró luego, nada indica que quedó el pasado. Al contrario: la Operación Mangosta, la Peter Pan, la introducción de plagas y enfermedades, así como la construcción de una supuesta oposición “prodemocrática” en los albores del siglo XXI; evidencian que en la Casa Blanca se han especializado en el arte de negar sus fechorías.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -