Posted by : István Ojeda Bello martes, 10 de agosto de 2010

Cuando uno de los diputados cubanos le preguntó a Fidel “¿Cree que Israel puede ser persuadido para que no ataque a Irán?”, este respondió categóricamente: “No”. Aún así la mayor parte de prensa internacional continúa tomando con cierta mofa sus denuncias sobre la posibilidad de un ataque estadounidense a Irán o lo que es peor: una acción unilateral de Israel para forzar Washington a actuar.
En su mensaje a los diputados cubanos el líder histórico de la Revolución Cubana había indicado la posibilidad de evitar la guerra, la cual, dijo, estaría en manos del presidente Obama, quien debía ser oportunamente advertido por sus asesores. Este 10 de agosto supe de un memorando de un grupo de ex oficiales estadounidenses de inteligencia quienes habrían advertido a Obama en términos más o menos similares.

Fechado 4 de agosto, el texto fue directo al grano: “Le escribimos para alertarle sobre la probabilidad de que Israel podría atacar a Irán ya durante este mes. Eso probablemente conduciría a una guerra más amplia”.
*Lea además:  La opinión de Fidel sobre este memorando


Más adelante este grupo de analistas aglutinados bajo el nombre de Profesionales Veteranos de la Inteligencia por la Cordura (Veteran Intelligence Professionals for Sanity, VIPS), señalan que “Los dirigentes de Israel calcularían que una vez iniciada la batalla, una política en la que usted dé algo menos que un generoso apoyo a Israel será insostenible, no importa cómo haya comenzado la guerra, y que entonces tropas y armamentos estadounidenses fluirán libremente. Una guerra más amplia podría terminar en última instancia en la destrucción del Estado de Israel.”
No se trata de un motón de principiantes sino personas con no menos de 20 años de trabajo en diversos organismos de inteligencia y que rara vez dicen algo por el mero placer de escucharse. (1)
De hecho su experiencia los lleva a recordarle a Obama que “Los ataques por la espalda han sido hace tiempo una flecha en el carcaj de Israel. Durante la crisis emergente en Oriente Próximo en la primavera de 1967, algunos de nosotros presenciamos de cerca una avalancha de sorpresas y engaños israelíes, cuando predecesores de Netanyahu [actual primer ministro israelí] simularon miedo de un inminente ataque árabe como justificación para iniciar una guerra a fin de apoderarse de territorios árabes y ocuparlos.” (2)
Ellos saben que ya Eisenhower no está en el poder y el lobby israelí mueve muchos hilos de la política exterior de Washington hacia la zona. Por tanto hace mucho tiempo que terminó la época cuando un jefe de la Casa Blanca impedía las correrías sionistas en el Medio Oriente. (3)
En tal sentido son bien explícitos señalando las negativas señales que, tanto altos funcionarios de la actual administración como líderes del Congreso, le han enviado a Tel Aviv de que tendría las manos libres si se decidieran a atacar a la nación persa.
Sin proponérselo este grupo de Profesionales Veteranos de la Inteligencia por la Cordura dieron su propia respuesta a las preguntas planteadas por Fidel en la dirección de cuál sería la posible solución que evitaría la guerra.
La primera medida, le sugieren al presidente Obama, sería apoyar el acuerdo logrado por Brasil y Turquía para que Irán envíe su uranio poco enriquecido al extranjero. La segunda, y tal vez la más importante, sería: “una enérgica declaración pública suya, advirtiendo personalmente a Israel de que no ataque a Irán, bloquearía una acción israelí semejante. Una segunda etapa podría incluir el envío del almirante Mullen [jefe del Estado Mayor conjunto de Estados Unidos] a Tel Aviv con instrucciones de militar a militar a Israel que digan: Ni siquiera piensen en hacerlo.”
Agregan que “el establecimiento de un vínculo directo de comunicaciones entre altos responsables militares en Washington y Teherán reduciría el peligro de un accidente, error de cálculo, o un ataque encubierto de bandera falsa”.
Consientes de la volatilidad latente en el Golfo Pérsico proponen que “otra válvula de seguridad resultaría de una negociación exitosa de algo como el protocolo de incidentes en alta mar”. ¿Estarían aludiendo al hundimiento de la corbeta Cheonan que elevó las tensiones en península coreana en los últimos meses?
Finalmente se unieron al emplazamiento hecho por Fidel el 3 de agosto al presidente Obama, concluyendo que “Probablemente [sus asesores] le estén diciendo que, ya que usted ha aconsejado en privado al primer ministro Netanyahu que no ataque Irán, él no lo hará. Esto podría ser simplemente el síndrome familiar de decir al presidente lo que ellos piensan que quiere oír. Póngalos a prueba: dígales que otros creen que están totalmente equivocados sobre Netanyahu. Lo único positivo al respecto es que usted –sólo usted– puede impedir un ataque israelí contra Irán”.
¡Y todavía hay quien se atreve a decir que Fidel habla por gusto!


NOTAS
__________________________
(1). Los firmantes son: Ray Close, Directorado de Operaciones, División Oriente Próximo, CIA (26 años), Phil Giraldi, Directorado de Operaciones, CIA (20 años), Larry Johnson, Directorado de Inteligencia, CIA; Departamento de Estado, consultor del Departament de Defensa (24 años), W. Patrick Lang, coronel de Fuerzas Especiales de EE.UU. (en retiro); Oficial de Inteligencia de la Defensa para Oriente Próximo/Asia del Sur; director de Recolección de HUMINT, Agencia de Inteligencia de la Defensa (30 años), Ray McGovern, oficial de Inteligencia del Ejército de EE.UU., Directorado de Inteligencia de la CIA (30 años), Coleen Rowley, agente especial y abogado de la División Minneapolis del FBI (24 años) y Ann Wright, coronel, Reserva del Ejército de EE.UU. (en retiro), 29 años; Oficial de Servicio Exterior, Departamento de Estado, (16 años)


(2) En junio de 1967, Israel llevó a cabo la llamada Guerra de los Seis Días, en la cual ocupó Cisjordania (Rivera Occidental), la Franja de Gaza, las alturas del Golán sirio, el sur del Líbano y la península egipcia del Sinaí.


(3) En julio de 1956 el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser decretó la nacionalización del Canal de Suez, lo cual generó una respuesta bélica por parte de Gran Bretaña y Francia quienes de conjunto con Israel trataron de ocuparlo. Nasser bloqueó el canal hundiendo varias embarcaciones en este. Sin embargo el presidente republicano Dwight D. Eisenhower no apoyó la actuación de Londres y Tel Aviv y estos tuvieron que retirarse. Jamás volvió a ocurrir algo semejante. En el resto de las aventuras bélicas de Israel, de mayor o menor envergadura, siempre ha contado con el apoyo moral y material de Washington.


Se considera que tras la administración Kennedy, 1961-1963, el poder de la emigración judía y de los estadounidenses acaudalados vinculados al sionismo ha penetrado considerablemente la política de ese país. De hecho el AIPAC (American Israel Public Affairs Committe) se considera el lobby más poderoso dentro de la arena política estadounidense, solo comparable al que ejerce la Asociación Nacional del Rifle (ARA).

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 280 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -