Posted by : István Ojeda Bello miércoles, 8 de noviembre de 2006

"Una más de Pinochet”

Una supuesta “incapacidad mental” le ha permitido eludir cuanto proceso judicial se le ha abierto por sus múltiples crímenes. Sin embargo las magníficas “habilidades” del ex dictador chileno para enriquecerse siguen sobre el tapete.


Mucho más que contrariado debe estar Augusto Pinochet. No le dejan disfrutar en paz su cómodo “retiro”. “¡Qué desconsiderados son impidiéndole a un anciano de 90 años disfrutar de su jubilación!”, dirá. Por supuesto en su molestia no tiene en cuenta un “insignificante” detalle.

Este hombre a quien no dejan tranquilo fue el protagonista de, probablemente la más sangrienta dictadura de América Latina. Responsable de la desaparición y muerte de ciudadanos, no solo en Chile, también en naciones de varios continentes bajo la tristemente célebre Operación Cóndor

Ahora es el oro

Como si no bastara saberlo culpable e impune, las noticias sobre su fortuna acrecientan la indignación de las personas de buena voluntad. A las contundentes evidencias de su responsabilidad en los crímenes de lesa humanidad y las violaciones a los derechos humanos perpetrados durante su régimen, se le suman ahora más noticias sobre la fortuna que amasó durante su tiempo como “el hombre de los americanos” en Chile de 1973 a 1990.

La más reciente revelación la hicieron los diarios El Mercurio y La Nación, relacionada esta vez con unas nueve toneladas de oro en lingotes, valorados de forma preliminar en unos 160 millones de dólares, ocultos en un banco de Hong Kong.

Los nueve mil kilogramos del metal áureo de máxima pureza, denominado suizo "9999" (cada 9 representa pureza; cuatro 9 indica el oro más puro), se encontraron depositados en el Hongkong & Shanghai Banking (HSBC) a nombre de Augusto José Ramón Pinochet Ugarte.

Según reportes de prensa, la noticia llegó al gobierno chileno a través de el intermediario financiero Al H.Landry quien contactó el 11 o 12 de octubre al cónsul de Chile en Los Ángeles, Fernando Urrutia y le entregó los documentos probatorios, los cuales ya están en poder de los tribunales chilenos y el Consejo de Defensa del Estado.

Según Landry, recibió una oferta de venta del oro de otro operador, Kevin Shany, quien ofrecía en los mercados financieros los certificados del HSBC que pertenecerían a Pinochet. “No puedo pensar en que sea un fraude, todo dice que es legítimo. Todo. Así es que si el banco dice que no son auténticos, simplemente dudo de que esté en lo correcto”, declaró a Radio Cooperativa.

Una de las pocas personas que en Chile ha visto el grueso legajo de papeles, declaró al diario argentino Clarín que: "Habría que tener muchos medios para haber falsificado esa cantidad enorme de documentos, todos los cuales tienen el aspecto de ser fidedignos".

Por las dudas el Consejo de Defensa del Estado (CDE) inició una investigación propia para tratar de comprobar la veracidad o falsedad de los documentos. Si en definitiva se prueba que el oro pertenece al ex dictador entonces palidecerán las anteriores revelaciones sobre sus cuentas ocultas en bancos norteamericanos.

No puede olvidarse que Pinochet tiene embargados 31 millones de dólares descubiertos por el juez Sergio Muñoz tras una investigación del Senado de EE.UU. En junio de 2004 dicha indagación corrió el velo que ocultaba las alrededor de 128 cuentas en varios países, pertenecientes a Pinochet a su nombre o bajo diferentes alias. Solo las que enmascaró bajo diferentes nombres en el Banco Riggs sumaban 26 millones de dólares.

A juicio por ladrón, ¿y los muertos?

Como si fuera un Al Capone contemporáneo, la vía de los fraudes fiscales, es la única opción que la democracia tutelada pos-dictadura dejó a los familiares de las víctimas de la represión para, de alguna manera, poner tras las rejas al ex dictador.

“Tal parece que los jueces no les parece permisible que Pinochet sea un ladrón, pero no les importa que sea un asesino. Es decir: millones de dólares valen mucho más que la sangre de miles de chilenos que cayeron en la Operación Cóndor”, dijo el abogado querellante, Eduardo Contreras cuando en el 2005 la Corte Suprema ratificó el sobreseimiento a la causa contra el otrora senados vitalicio por su protagonismo en la también conocida como “Internacional del Terror”.

Quien examine el récord judicial del ex Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Chile le dará la razón al abogado. Desde que el 12 de enero de 1998 la fallecida dirigente comunista Gladys Marín le presentara la primera querella por genocidio, secuestro, asociación ilícita e inhumación ilegal, el ex general ha salido ileso de cuanto proceso se ha intentado en su contra por alguno de sus múltiples crímenes.

Tras esquivar la cárcel en los casos de la “Operación Colombo” y la “Caravana de la muerte”, el más reciente capítulo en su amplio historial en Corte por su pasado criminal esta relacionado con su responsabilidad en el secuestro y desaparición de 35 personas y las torturas a 23; así como un homicidio calificado, ocurridos todos en el centro de detención ilegal conocido como Villa Grimaldi de la tenebrosa Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).

Otra vez en prisión domiciliaria, aún está por verse si finalmente uno de los mayores asesinos del continente pagará sus culpas. En igual situación estuvo cuando los casos Caravana de la Muerte, Colombo y Riggs y, como entonces, sus abogados están haciendo su trabajo. Los letrados presentaron una apelación impugnando el procesamiento del militar.

Aparentemente retirado de la vida política, Pinochet, sigue teniendo en el Ejército la garantía de su inmunidad. No solo porque aún la institución armada ponga a su disposición personal de servicio, asistencia jurídica y de salud, además de las regalías como pensionado; sino porque las Fuerzas Armadas son el partido político más fuerte de la derecha chilena.

La tibieza de la presidenta Bachelet en acabar de derribar las ataduras que todavía mantienen al sistema político chileno encadenado al pasado pinochetista, evidencia la debilidad de quienes aspiran poner fin a la impunidad existente con los crímenes de la dictadura, de los cuales Pinochet es su expresión más resumida y terrible.

Las informaciones sobre su fortuna vienen a confirmar que junto a la internacionalización del terrorismo de Estado, las dictaduras latinoamericanas, instigadas y promovidas por Estados Unidos, dejaron también una larga estela de corrupción en este continente.
Es, como dijo Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos: “una más de Pino

One Response so far.

  1. Marron says:

    Me parece realmente una vergüenza lo que sucede en el caso de Pinochet y lo lamentable es que personas como él, que tuvieron y tienen la anuencia del Imperio, están cercanas a morir impunes; como es el caso del terrorista Posada Carriles. La diferencia es notable, por ejemplo, con la reciente condena a pena máxima de Sadam Huseim. Usted ha tratado el tema de manera muy acertada, solo espero que esto contribuya a despertar la indignación de la opinión mundial.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -