Posted by : István Ojeda Bello viernes, 14 de diciembre de 2007

Vocación suicida

Los psiquiatras probablemente lo cataloguen como una inclinación hacia el suicidio la persistente oposición del gobierno de Estados Unidos a aceptar, por lo menos, los tímidos compromisos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero establecidos por el protocolo de Kyoto.
En el balneario indonesio de Bali los delegados de Washington se opusieron tajantemente a la exigencia internacional a los países desarrollados de que redujeran sus letales emanaciones entre un 25 y 40 por ciento para el año 2020, con respecto a los niveles de 1990.
Una solicitud en sí misma insuficiente, teniendo en cuenta que tras 17 años estas, lejos de disminuir, han continuado creciendo. De manera que planificar reducciones con respecto a cifras que hace rato ya son superiores no eliminaría la situación creada.
Incluso "las emisiones de los países en desarrollo estarán creciendo dramáticamente y tendremos que ir a un escenario en el que las naciones ricas deberán efectuar reducciones extras, dejando espacio para el crecimiento económico de los más pobres", alertó Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático,
“Del lobo un pelo” se dijeron los participantes en la referida reunión, y ya casi estaba listo el acuerdo que bajaría en dos grados la temperatura del planeta para los próximos 20 años, cuando EE.UU. secundado por Canadá y Japón, echaron por la borda lo convenido.
Los científicos estiman que desde que comenzó la Revolución Industrial en 1750 en Inglaterra, 450 mil millones de toneladas de dióxido de carbono fueron enviadas a la atmósfera, en su mayor parte por los países más ricos. Hoy los niveles son espeluznantes pues rondan los siete mil millones de toneladas anuales.
Los efectos se sienten en todo el orbe y de la peor manera: Sequías intensas, seguidas de períodos de devastadoras inundaciones, huracanes o tifones más intensos, la elevación alarmante del nivel de los mares, junto a la alteración muchas veces irreversible de los ecosistemas, todo lo cual pone en riesgo la vida de millones de personas,.
Haciendo caso omiso a esta situación, el representante estadounidense Harlan Watson calificó de “inútil” el informe presentado por Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU, cuyo trabajo ha sido distinguido incluso este año con el Premio Nobel.
No por gusto el grupo de investigación sobre el clima Germanwatch calificó a Estados Unidos como el segundo país industrializado del mundo que menos hace para combatir el cambio climático.
Pero la ceguera imperial tiene sus repercusiones hacia lo interno pues el presidente Bush amenaza con vetar un proyecto de ley de energía que incrementaría el rendimiento del combustible para los automóviles por primera vez desde 1975.
No importa que las grandes productoras de automóviles estadounidenses marchen a la saga en la eficiencia de sus vehículos y continúan fabricando autos como si el precio del barril de petróleo estuviera todavía a tres dólares.
La propuesta ya fue aprobada por la Cámara de Representantes por 235 votos contra 181, e incrementaría el promedio del nivel de la economía de combustible para los automóviles y camionetas livianas a 35 millas por galón para el año 2020. De ratificarse también exigiría que las empresas de servicios públicos produzcan un 15 por ciento de su energía de fuentes renovables para el año 2020.
Pero el proyecto legislativo cometió el “error” de revocarle 21 mil millones de dólares en exoneraciones de impuestos a las empresas petroleras. Nada: que tocaron a las “sagradas” petroleras y Bush, fiel a quienes financiaron su ascenso a la Casa Blanca, no está dispuesto a que esos intereses se vean perjudicados.
A contrapelo de la alerta universal sobre un problema que nos concierne a todos pues en definitiva la atmósfera no tiene fronteras, la Casa Blanca y el resto de los ricos, irresponsablemente ponen en riesgo la vida en el planeta. Atrapados entre sus propios compromisos políticos y la prevalencia de estimaciones economisistas.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -