Posted by : István Ojeda Bello lunes, 17 de diciembre de 2007

Esperé para dejar que las pasiones se calmaran. A decir verdad creo que fue inútil.
No se puede negar que en los días transcurridos todos hablamos del tema. Si esperaban ropas desgarradas y demostraciones de luto, de nuevo se equivocaron. Por supuesto su rostro era demasiado conocido como para no notar su ausencia y comentar el hecho.
Dicen que con el tiempo se conocen a las personas y a él ya lo conocemos.
Presumiendo de “apolítico” desembarcó en su nuevo país de residencia siendo todo lo político que no fue mientras vivó en Cuba.
Vanagloriándose de expresarse “libremente”, recitó el mismo discurso que ya estamos cansados de oír en boca de los voceros de la industria del mal. ¿O es que piensa que en alguno de los canales hispanos del Norte podrá salirse de la línea anticubana que los caracteriza?
Ahora, dice, podrá hacer la televisión que siempre ha querido hacer. No será muy difícil predecir que lo veremos rebosando frivolidad y mercantilismo en algún show enlatado. Haciendo añicos la vida privada de las personas o denigrando a su antojo la dignidad de los infelices que acepten unos cuantos dólares por unos minutos de fama.
De hecho ya tuvimos los primeros adelantos de la “televisión” a que se refiere. Asumiendo el rol de entrevistado frente al sobrino del tristemente célebre dictador Fulgencio Batista, nada más y menos que en el mismo programa donde han pasado otros “famosos” como Rodolfo Frómeta, jefe de los Comandos F4 o uno de los terroristas más peligroso del hemisferio: Orlando Bosh Ávila.
Cada quien tiene derecho a vivir donde le plazca, y la Revolución ha respetado siempre ese derecho. Pero pierde toda credibilidad y respeto alguien que pretenda olvidar a los caídos y rendirse a los pies de los responsables de la muerte de sus compatriotas. Él mismo se encargó de caer hasta bien bajo y allí quedará: en el basurero de la historia.

Lea además:

No por gusto es un Camaján
Un mercenario cumple nuevas órdenes del imperio

Por: Lázaro Barredo Medina

Si no fuera por su alevosía de asumir el empleo indigno de la servidumbre a la política de agresión para tergiversar nuestra realidad y facilitar así la campaña anticubana, no me tomaría el trabajo de retomar las actividades contrarrevolucionarias de El Camaján

Posada: un episodio más en la interminable mascarada

Por: Jean Guy-Allard

La interminable mascarada que rodea la causa de Luis Posada Carriles ha conocido un episodio más el pasado miércoles cuando otros dos cómplices del terrorista, asesino y torturador se han declarado culpables en Texas ante acusaciones de obstrucción a la justicia en relación con su entrada ilegal en territorio norteamerican
Los terroristas Rubén López Castro y José Pujol reconocieron su culpabilidad ante la jueza de Distrito Kathleen Cardone, de El Paso....

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -