Posted by : István Ojeda Bello lunes, 10 de diciembre de 2007

Dos noticias llegan para demostrar el contraste de dos actitudes, una de un país cuyo gobierno se rasga las vestiduras y señala al resto como violador de los derechos humanos; y otro que, con acciones concretas patentiza su compromiso con los verdaderos derechos humanos.


Escandaliza a Estados Unidos destrucción de videos sobre las torturas de la CIA

Por: David Brooks
La Jornada/Rebelion


El presidente George W. Bush y su gabinete han repetido una y otra vez que “Estados Unidos no tortura” y que la interrogación de sospechosos en la “guerra contra el terror” se realiza dentro del marco de la ley, pero con la revelación de que se destruyeron cientos de horas de videograbaciones de interrogaciones con técnicas “severas” de por lo menos dos operativos de Al Qaeda, el asunto ahora ha estallado en un nuevo escándalo político en Washington y una vez más pone en duda las afirmaciones del gobierno de Estados Unidos.
Ahora la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Casa Blanca enfrentan investigaciones del Congreso sobre obstrucción de la justicia del asunto que se centra en la orden –que supuestamente iba en contra del consejo de abogados de la propia agencia, la Casa Blanca y legisladores– de destruir videograbaciones de interrogatorios que los agentes hicieron en 2002 a dos de los primeros tres integrantes de alto nivel de Al Qaeda, capturados después de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Los comités de inteligencia de ambas cámaras del Congreso están iniciando sus averiguaciones.

Por su parte, la agencia y el Departamento de Justicia anunciaron una investigación conjunta de esos hechos. “Doy la bienvenida a esa investigación, la CIA cooperara plenamente”, dijo el director de la dependencia de inteligencia, Michael Hayden.

La destrucción de las grabaciones fue ordenada en noviembre de 2005 por José A. Rodríguez Junior, entonces jefe de operaciones clandestinas, para revertir la decisión de preservar el material grabado por consejo de los abogados del Poder Ejecutivo y también de los legisladores. En esas fechas el Congreso y los tribunales federales estaban ampliando sus investigaciones sobre métodos de interrogación y centros clandestinos de detención de la CIA.

Una de las preguntas más pertinentes ahora es si la CIA intentó eliminar pruebas de métodos denunciados como tortura, en particular el waterboarding, que provoca la sensación de ahogamiento lento. Por cierto, fue poco después que el Congreso aprobó una legislación que prohibía la tortura de los detenidos por Estados Unidos, incluso los que estaban bajo custodia de la CIA.

A su vez, justo en esas fechas la reportera Dana Priest, del Washington Post, publicó un reportaje en que revelaba que la CIA interrogaba a detenidos en prisiones secretas de hasta ocho naciones (Tailandia, países de Europa oriental y en Guantánamo). El Post recuerda que ese reportaje fue publicado un año después de que la revista The New Yorker, el programa 60 Minutos de CBS y el propio Post habían revelado fotos que provocaron el escándalo de Abu Ghraib.

O sea, la sospecha es que la CIA encubrió la evidencia de que se estaba empleando la tortura, que podrían haber serias consecuencias legales y políticas si los videos fueran revelados al publico a escala nacional e internacional, y que al emplear la justificación de proteger la identidad de sus agentes y las técnicas empleadas se tomó la decisión interna de destruirlos.

Las explicaciones iniciales de Hayden no lograron convencer a casi nadie en Washington, donde se van a iniciar una serie de averiguaciones para determinar la verdad sobre esas videograbaciones.

Silvestre Reyes, el diputado demócrata jefe del Comité de Inteligencia del Senado, y su contraparte republicana Peter Hoekstra, enviaron el pasado viernes una carta a la CIA declarando que “simplemente no es cierto” que la agencia notificó al comité de la destrucción de los videos, como había sugerido Hayden el jueves anterior.

Por su parte, los presidentes de la comisión nacional sobre el 11-S, establecida en 2004 por el presidente Bush para evaluar los hechos de ese atentado y la forma en que el gobierno respondió, expresaron al New York Times que posiblemente fueron engañados por la CIA cuando solicitaron todo el material relacionado con informaciones acerca de los detenidos.

“¿Obstruyeron nuestra averiguación? La respuesta es claramente sí. Si eso es un delito, otros tendrán que juzgar”, comentó Lee Hamilton, uno de los dos presidentes de esa comisión.

Mientras tanto, la Casa Blanca dice que está iniciando su propia averiguación y afirmó que Bush sólo fue informado esta semana de la destrucción de los videos, y que cooperara con cualquier investigación del Departamento de Justicia sobre el asunto.

Y todo esto apenas empieza.

Firmará Cuba pacto sobre Derechos Humanos, afirma Canciller
Agencia Cubana de Noticias

El canciller Felipe Pérez Roque anunció hoy que Cuba firmará en el primer trimestre del 2008 el Pacto Internacional de Derechos económicos, sociales y culturales y el Pacto Internacional de Derechos civiles y políticos.
En conferencia de prensa, en la Cancillería local, el Jefe de la diplomacia cubana dijo que ese paso es resultado de la decisión política, libre y soberana del país, sin presiones externas, la cual coincide con la celebración esta jornada del Día Mundial de los Derechos Humanos.
Puntualizó que los derechos reflejados en ambos pactos, los más importantes instrumentos internacionales en esa materia, se encuentran ampliamente protegidos por el ordenamiento jurídico nacional y particularmente por la obra y la ejecutoria de la Revolución cubana desde su triunfo el primero de enero de 1959.
Destacó que esa decisión es expresión de que Cuba mantendrá siempre una estrecha cooperación con el sistema de las Naciones Unidas sobre la base del respeto a la soberanía nacional y al derecho del pueblo cubano a la libre determinación.
Explicó que el anterior paso era imposible mientras persistían las manipulaciones anticubanas en esta esfera, cuando el Gobierno de EE.UU.
convirtió a la antigua Comisión de Derechos Humanos en un tribunal inquisitorio para perseguir a los países rebeldes al dominio imperial.
Esa situación, añadió, ha cambiado radicalmente con el surgimiento del nuevo Consejo de Derechos Humanos (CDH), del cual la nación antillana es miembro fundador con el voto de mas de dos terceras partes de los miembros de la comunidad internacional, además de descontinuarse el espurio mandato, que los EE.UU. impuso contra la Isla caribeña.
Indicó que en el futuro el Gobierno cubano invitará a otros procedimientos especiales del nuevo CDH, y se prepara para que en marzo del 2009, de conformidad con el compromiso adquirido al suscribir el nacimiento del nuevo CDH y sus procedimientos, rendir cuenta sobre el asunto al mecanismo de revisión periódica universal en esta esfera.
El Canciller cubano reclamó a la Administración norteamericana el cese del brutal bloqueo económico, comercial y financiero contra el país, de acuerdo con las resoluciones de la ONU, el cierre del centro de torturas de la ilegal Base Naval de Guantánamo, la devolución de su territorio, y la liberación de Los Cinco luchadores antiterroristas presos injustamente en EE.UU.
También exigió el enjuiciamiento del terrorista Luis Posada Carriles en Estados Unidos o su extradición a Venezuela.

One Response so far.

  1. Al Godar says:

    Incluyo tu blog en mi lista de Blogs sobre Cuba.
    Saludos
    Al Godar

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -