Posted by : István Ojeda Bello jueves, 3 de abril de 2008

Probablemente en los salones del Auditorio del Parque de España, allá en el número 1198 de la avenida del Huerto en Rosario, Argentina, en mucho tiempo no se podrá respirar aire puro por el tufo de los diablos que se agruparon allí entre el 26 y 28 de marzo pasados.
Dos analistas tan suspicaces como el argentino Miguel Bonasso y el cubano Eduardo Dimas, alertaron sobre los peligros de este aquelarre de la “crema y nata” de la derecha latinoamericana y sus mentores europeos.
“El cónclave, encubierto como un seminario de perfil pseudoacadémico, encubre dos propósitos políticos muy concretos: la convocatoria a una reorganización continental de las fuerzas neoliberales y la correspondiente descalificación de lo que ellos llaman el “populismo”, dentro del cual ubican al proyecto del matrimonio Kirchner”, alertó Bonasso.
[1]
Desde su comentario matutino en la radio, Dimas previno sobre lo atentos que debemos estar cuando la Fundación Internacional para la Libertad, presidida por el perfecto idiota latinoamericano Mario Vargas Llosa organizó el foro bajo el aparentemente inofensivo título de “Los Desafíos de América Latina, entre las falencias institucionales y las oportunidades de desarrollo”.

Invitados para el basurero de la Historia
Echemos una hojeada a la lista de los concurrentes. Sin dudas las estrellas fueron varios ex presidentes: José María Aznar, de España, el mexicano Vicente Fox, de El Salvador Francisco Flores, el ecuatoriano Osvaldo Hurtado, el boliviano Jorge Quiroga y los uruguayos Luis Alberto Lacalle y Julio Maria Sanguinetti. Sin olvidar al ex subsecretario de Asuntos Hemisféricos de Estados Unidos, Roger Noriega.
Al continuar enumerando a los asistentes queda la duda de si realmente fue la referida Fundación la organizadora. Más bien pareció que las invitaciones las enviaron desde Langley, Virginia. A juzgar por la amplia nómina de asalariados de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a ambos lados del Atlántico.
Compruébelo usted mismo: el cubano Carlos Alberto Montaner, Jorge Castañeda quien fuera canciller de Fox y responsable directo de la peor crisis diplomática entre México y Cuba; o también ex ministros pinochetistas como Hernán Büchi.
Desde la contrarrevolución boliviana y venezolana acudieron, respectivamente: el presidente del senado Oscar Ortiz, el Prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes y por la otra parte el dirigente terro-estudiantil Yon Goicoechea y Marcel Granier, presidente de la tristemente célebre Radio Caracas Televisión (RCTV).
A cada uno de ellos se les podría dedicar páginas enteras pues sus nombres figuran en los registros de las felonías más disímiles, desde el patrocinio de golpes de estado, la desestabilización de gobiernos, la organización de oposiciones fantasmagóricas pero con amplia cobertura mediática, etcétera.
No olvidemos tampoco a los “colegas” venidos desde los tanques pensantes de Europa y Estados Unidos. De la primera Wolfgang Gerhardt, diputado federal alemán y presidente de la Friedrich-Naumann-Stiftung; del segundo, varios pesos pesados del neoconservadurismo estadounidense como la Heritage Foundation, la Atlas Economic Research Foundation o el Cato Institute.
[2]
Desde la declaración inicial quedó en evidencia la postura política de los convidados, al proponerse: “analizar y debatir las perspectivas políticas económicas y sociales de América latina de acuerdo a las particulares condiciones de la región”. “Donde –dijeron- coexisten experiencias alentadoras con modelos autoritarios y anacrónicos”.
Las afirmaciones de cada uno pueden resumirse en una sencilla e increíble tesis: El neoliberalismo fue lo “mejor” que le pudo ocurrir a Latinoamérica, los gobiernos revolucionarios de Venezuela, Bolivia y desde luego Cuba, anuncian el advenimiento del Anticristo. Y la lucha contra el terrorismo, es buena para “eliminar” a los enemigos.
Es cosa de risa, pero bien en serio, porque no fue dicho en un manicomio ni mucho menos. Sus autores están convencidos de ello y tienen el apoyo suficiente para hacer realidad sus planes de mantener al continente como el traspatio seguro del Imperio del Norte.

Reunión indeseable
Afortunadamente lo menos que tuvieron los conferencistas fue tranquilidad. La prensa local, reportó el proyecto aprobado por un grupo de concejales rosarinos, quienes declararon, el mismo día del comienzo del evento, como no grata: "la presencia de algunos de los panelistas -el norteamericano Roger Noriega, el anticastrista Alberto Montaner, quien en su disertación dijo esperar con ansias la muerte de Fidel Castro, y el ex presidente salvadoreño Francisco Flores-, pues las políticas que encarnan no coinciden con el sentimiento mayoritario de la ciudad".
Otros que maldijeron la presencia de tan “ilustres” personajes fueron los simples vecinos y comerciantes de la ciudad quienes vieron alterarse su tranquilidad por las protestas de los manifestantes opuestos a la reunión.
“Estuvimos casi cuatro días sitiados entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes en contra; fue una semana muy difícil”, contó a los reporteros una muchacha en un local comercial. “Aquí no venían los habituales clientes porque con el tránsito bloqueado y semejante despliegue policial nadie pasaba. Lo mismo le pasó a los otros negocios de la cuadra”, dijo la empleada de kiosco.
[3]
A pesar del despliegue policial, no pudieron impedir que fuera apedreado el vehículo utilizado por los disertantes; o que una manifestación de dirigentes de la comunidad vasca local al lado de la sede de la Fundación Libertad, en la plaza Guernica, lograra romper el cerco de seguridad y le montaron la “tángana”, como decimos los cubanos, en las propias narices de Aznar.
Los disturbios le costarán caro a la Fundación Libertad pues algunos de los dueños de los negocios y habitantes de los edificios dañados están pensando en exigirle el pago de los arreglos de vidrieras y fachadas afectadas por las piedras y balas de goma.
Por fortuna el desagravio no demorará mucho. Llegará, estoy seguro, en las celebraciones por el 80 aniversario del nacimiento en Rosario de Ernesto Che Guevara. Entonces los rosarinos podrán librarse del hediondo aroma que dejaron las lacras derechistas en sus calles.

___________________

[1] “La derecha desembarca en Rosario”. Miguel Bonasso.
[2] La lista continúa desde Estados Unidos, con representantes del Pan American Development Foundation, NCPA Idea Houese, el Manhattan Institute, Former Assistant Secretary for Children and Families, (CIPE) y The Independent Institute. Desde Europa, junto a la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales ((FAES), adscrita al Partido Popular español y directamente a Aznar, acudieron el Instituto italiano Bruno Leoni, la Fundación Timbro de Suecia. Finalmente por América, la nómina la completaron la Fundación Libertad de Panamá, los Institutos Liberdade y de Estudios Empresarios de Brasil, el ICP de Colombia, el Centro de Estudios Públicos de Chile junto a sus homólogo Instituto Libertad y Desarrollo, el Fraser Institute de Canadá, el UPC de Perú, el CEDICE de Venezuela, la universidad Francisco Marroquí de Guatemala, la Red Libertad de América Latina y las argentinas: ESEADE, Fundación de la Ciudad de Rosario y Pensar
[3] El seminario neoliberal que alteró la vida de los vecinos. En._ http://www.elciudadano.net/NOTAS/nota.php?nombre=EDIM-30-03-2008-021

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -