Posted by : István Ojeda Bello jueves, 25 de agosto de 2011


Finalmente la OTAN se salió con la suya y derribó al gobierno de Muamar El Gadafi del poder, en una campaña militar donde hablar de guerra civil es un chiste de mal gusto, la información ha sido un arma tan válida como los misiles y la euforia por la victoria quizás más temprano que tarde dé paso a una situación de inestabilidad política de proporciones y duración difíciles de estimar.

Siguieron al pie de la letra el guión
A decir verdad esta invasión ha estado llena de lugares comunes, comenzando por las escenas vistas tras la toma del complejo residencial de líder libio. Los intentos por destruir el monumento erigido para conmemorar el fallido ataque de Reagan contra Gadafi en los 80, es la expresión de una reiterada obsesión por suprimir los símbolos del poder anterior.

Durante el desarrollo de las operaciones militares lo único perfectamente claro es, precisamente que nada lo es. Confusión que dura hasta ahora pues tanto el extinto gobierno libio como la OTAN y su brazo en el terreno, el Consejo Nacional de Transición (CNT) fuero siempre exageradamente optimistas de sus logros.

Mientras los primeros se esforzaron por mostrarse seguros e invencibles, los segundos aburrieron con sus anuncios del “inminente” fin del gobierno de Gadafi, al punto que cuando el hecho realmente se produjo no pudieron marcar la diferencia.

Al mismo tiempo la prensa internacional hizo lo suyo, al punto que hasta la más circunspecta “izquierda” europea sucumbió a la tentación de condenar los “crímenes” de Gadafi, sin tener el olfato suficiente para entender que, por encima de los cuestionamientos que podríamos hacerle, mucho más estaba en juego.

Probablemente nadie recuerde ya las confusas imágenes de la aún por demostrar represión gubernamental contra las manifestaciones de Bengasi a mediados de febrero.

En este sentido son harto elocuentes las declaraciones hechas por el presiente francés Nicolás Sarkozy, , advirtiendo que lo ocurrido en Libia era un mensaje “para el resto de los dictadores de la región”. A reglón seguido para evitar los equívocos y fuera a a pesar que aludía a las monarquías de Arabia Saudita o Marruecos o al gobierno de Yemen, todos aliados de Occidente, aclaró “los sirios también tienen derecho a la democracia”.

Sarkozy,pretendió asimismo tomarnos el pelo afirmando que su país mantendría la presencia militar en suelo libio para (sic) “hacer cumplir la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”. Lo que no explicó es como se pueden protegerse las vidas de civiles mediante una campaña de bombardeos que, en la práctica solo benefició, a los interesados en cambiar el orden político establecido en la nación norafricana.

Si porque hablar de guerra civil es Libia es ofender la inteligencia de la opinión pública. Esto ha sido simple y llanamente una operación cambio de régimen desarrollada por la OTAN para establecer allí un gobierno afín a los intereses de las potencias occidentales que representa. El CNT solo maquilló la escena pues es evidente que: ni tenía la capacidad militar para enfrentarse a Gadafi por sí solo; ni era capaz de mantener a su interior un mínimo de consenso para coordinar sus acciones como no fuera por la conducción de “asesores” llegados de Paris, Bruselas o Washington.

Quizás dentro de un tiempo más o menos largo sepamos los detalles hoy ocultos sobre cuándo, cómo y dónde se planificó sacar del poder a Gadafi. Recuérdese que a pocos días del alzamiento de Bengasi un diario indio dio cuenta del desembarco de efectivos de operaciones especiales franceses y británicos quienes rápidamente se habrían puesto al mando de las inexpertas huestes bengasíes. Luego fueron apareciendo revelaciones sobre la decisiva participación de mercenarios y células de Al Queda en las tropas antiGadafi. Mientras que las más recientes señalaron la presencia de tropas especiales de Qatar y Jordania en el asalto a Trípoli, en particular del complejo residencial de Gadafi.

¿Y ahora? 
¿Qué pasará cuando el CNT tenga que trasladarse a Trípoli? Si porque dudo puedan ejercer un mando efectivo del país desde su bastión en el Este. Además teniendo en cuenta su apego a los símbolos de poder si realmente quieren enviar un mensaje triunfal al mundo, tendrán que instalarse en la capital libia.

En ese instante aflorará la fragilidad de una alianza que, salvo el odio a Gadafi y las aspiraciones de un trozo del botín petrolero, no tiene más asidero común. El asesinato del jefe del Estado Mayor del CNT podría ser el primer capítulo de una lucha interna por las cuotas de poder en una nación donde las relaciones y compromisos tribales pesan mucho.

Con semejantes antecedentes resultan poco creíbles las afirmaciones del CNT de que “llegó la democracia” a Libia. Si no fueron capaces de derribar por sí solos a su contrincante, difícilmente puedan traer un mínimo de tranquilidad al país. Por eso cabría preguntarse: Y después de Gadafi… ¿El diluvio?.

3 Responses so far.

  1. Anónimo says:

    He aqui otro punto de vista:

    Lo que provoco que la ONU finalmente autorizara a la OTAN a incursionar en Libia, fue el obstinado capricho del satrapa libio Muamar El Gadafi a parar la represion y el baño de sangre contra sus propios ciudadanos que se manifestaban de forma pacifica. No hay una sola prueba grafica de que esos manifestantes utilizaran armas de fuego, asaltaran un cuartel o mataran un solo agente del orden o del ajercito..
    Esta mas que documentado, no solo por las agencias de prensa acreditadas en Libia, sino por los propios libios, con camaras y celulares, demostraron que Kadafi ordeno masacrar con bombas de racimo y municion de uranio empobrecido, ambas prohibidas por la ONU. Es por eso que la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, ordena, primero la investigacion de crimenes de lesa humanidad, y semanas mas tarde, ordena el arresto con el Coronel, uno de sus hijos, el mas sanguinario de todos, y el Jefe de los Servicios de Inteligencia. Mas tarde o mas temprano van a ser extraditados, enjuiciados y condenados, no a la manera del satrapa, violando los derechos juridicos de sus ciudadanos, de forma violenta y fuera de los tribunales ordinarios.
    Si la ONU no pide a la OTAN defender a los abusados y a los desprotegidos en Libia, quien lo iba a hacer? Rusia, China o la Liga Arabe, que no resuelve nada en el Medio Oriente?
    No olvidemos, ni por un segundo la etapa mas terrorista y sangrienta del satrapa libio, cuando en 1986 ordeno tumbar 2 aviones comerciales, con casi 700 muertos: El DC 10 de la francesa UTA, que cayo por una bomba sobre Chad y el Boeing 747 de Panam, que fue derribado por orden del Coronel sobre los cielos de Escocia. Y no olvidemos que este fue incluido en una lista negra y que las aerolineas comerciales tenian prohibido aterrizar en Libia. Se le puso, por orden la de ONU un embargo muy estricto a Libia y que termino cuando el excentrico Gadafi acepto su responsabilidad en ambos ataques, pago mas de 2000 millones de dolares y acepto extraditar a La Haya al terrorista libio que puso ambas bombas. Este hombre cumplio 8 años de condena y fue liberado de una carcel en Escocia en el 2009 por estar enfermo de cancer. Hace 2 dias, el diario El Mundo lo visito en un hospital, donde esta en estado de coma. Le quedan dias de vida. Ni asi paga los 700 muertos que ocasiono por orden del sanguinario Coronel.
    Si Gadafi hubiera acatado la orden del Consejo de Seguridad de la ONU de parar la sangrienta represion, las ejecuciones sumarias y el uso indebido de armas prohibidas, nunca se hubiera autorizado a la OTAN para bombardear al Coronel. Pero este hombre, ademas de excentrico, es desafiante de la ley internacional. Ahi estan las consecuencias: Gadaffi es historia, esta fuera del poder, huyendo como una rata y amenazado de ser juzgado y ejecutado, como le sucedio al otro satrapa iraqui Sadam Husseim, tan cruel y despiadado con Gadafi.
    Y si logra salir vivo, lo espera la Corte Internancional de Justicia de la Haya. Y de ahi nunca mas saldra vivo. Ahora si, todos sus muertos, que suman miles y miles, tendran su dia de descanso eterno.

    Luis Posada Carriles y Orlando Bosh tumbaron el DC-8 de Cubana el 6 de Abril de 1976 con 73 vidas inocentes perdidas por estos 2 connotados terroristas y peores seres humanos. Lo que no entiendo es que, sufriendo Cuba un atentado tan despiadado a abominable como este, existan periodistas que todavia defiendan a Gadafi, que cometio un crimen igual o peor que el de Barbados. Por que no cuentan a sus lectores la historia completa del satrapa libio? Donde esta la debida objetividad periodistica que tanto se usa para criticar a los foraneos? Por que no empezar la critica por casa?

    Que no se les olvide las criticas lanzadas por el General Raul Castro en el mas reciente Congreso del PCC. Muy poco ha cambiado desde entonces. La prensa sigue monotona, triunfalista, opaca y lenta a la hora de publicar eventos de suma relevancia. Si el General no sacude la mata, nada cambiara.

  2. Gadafi no era un santo, es cierto. ¿lo son quienes lo condenan y persiguen? En lo absoluto. Además en esta guerra hay muchas cosas por aclarar y el CNT no hace sino enturbiarlas más. ¿cómo es posible que se publicaran imágenes de una supuesta toma de la Plaza Verde, cuando luego se supo que era un set montando de Qatar? Con esas noticias no se puede hacer otra cosa si no dudar de todo..

  3. Anónimo says:

    Estimado Sr Ojeda:
    Digame quien empezo la represion y el baño de sangre contra los que protestataban? Quien utilizo armas prohibidas por la ONU?
    Quienes son los autores de las mutilaciones que colmaban los hospitales dias despues de empezar la brutal represion?
    Quienes son los autores de los 1500 cadaveres encontrados en una fosa comun en el patio de en una carcel libia el Lunes?

    Lo que pretendo, es que Ud.,que es un Periodista serio y bien documentado, nos hable de las dos partes, y no de una. Para ser objetivo y hacer un periodismo serio, hay que publicar "las dos caras de la moneda". De lo contrario, caeria Ud. en lo que yo llamo "parcialidad", esa misma lacra que a veces nubla la buena imagen de periodicos muy importantes, como El Pais, El Mundo, El Nacional, El Clarin o El Mercurio, La Jornada o El Comercio, por citar algunos ejemplos.
    Yo critico de manera severa a quienes se olvidan de la objetividad, la imparcialidad y la veracidad. No importa si son medios de prensa, con los cuales simpatizo por su posicion centrista. Pero soy igualmente severo con la prensa de izquierda y con la de derecha. Me siento mucho mas comodo con un medio moderado o centrista. Pero si falta a los sagrados pilares del buen periodismo, no me quedo callado. No practico, ni la violencia verbal, ni las amenazas, pero si la critica aguda y respetuosa.

    Es mas, voy mas lejos que Ud:
    La CNT esta tomando venganza contra presos que Gadafi tenia contratados procedentes de Chad y Niger: mercenarios. Ya hay denuncias de vendetas y venganzas y esto empaña la imagen del futuro gobierno si se van a violar los derechos de los prisioneros. Ya hay denuncias y ya hay voces ( Hillary Clinton lanzo una advertencia antier) criticas al respecto. El apego a la ley internacional debe ser el rumbo que tomen los de la CNT con los prisioneros. Ni ejecuciones, ni torturas se deben tolerar.

    Gracias por publicar mis opiniones.

    Un cordial saludo,

    Jose Rodriguez

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -