Posted by : István Ojeda Bello sábado, 15 de octubre de 2011

Desde el fondo de mi corazón lo digo: nunca quise  que Laura Pollán falleciera. En primer lugar porque no es humano desearle la muerte ni aún a aquellos que se han entregado a los designios de una potencia extranjera. Desgraciadamente lo peor ocurrió y como también era de era de esperarse son los hasta ahora “promotores” o “defensores” de la señora quienes tratarán de sacarle el mayor partido a su deceso.

Desde que Pollán fuera internada se lanzaron los primeros ataques contra el gobierno cubano, a cual de antemano se le hizo “responsable” ante un posible desenlace fatal. Como si las autoridades del país no fueran las más interesadas en preservar la vida del otrora rostros visible de las Damas de… Verde.

Pasando por alto el inviolable principio ético de la Revolución Cubana de enfrentar a sus enemigos limpiamente, lo cual explica, por ejemplo, que Luis Posada Carriles esté vivo todavía, esa era razón más que suficiente para hacer todo lo posible por salvar a la "Dama". No por gusto otra de las integrantes del grupo le dijo a la prensa que los médicos estaban “cumpliendo con su juramento de salvar al paciente, sin que importe la ideología”.

Y es que aún desde la realpolitik es ilógico pensar que al Gobierno Revolucionario le hubiese convenido dejar morir a Pollán. Sobre todo por evitarse la campaña mediática que ya había comenzado desde Miami. No obstante siempre habrá quien se preste a decir lo contrario con el concurso de la mala prensa; la misma que siempre ha mirado a Cuba con el prisma del odio. De hecho las primeras declaraciones de varios personeros de la ultraderecha miamense indican claramente sus intensiones de torcer la verdad para construir la imagen de otro mártir.
Así eventualmente asistiremos a otro capítulo de una saga reiterada en el pasado reciente que lanza al aire teorías sobre una impensable conspiración de La Habana para deshacerse de una de la figuras que por años la contrarrevolución han tratado de convertir en la cara de una oposición huérfana de liderazgo y naturaleza propias.

Si tras la excarcelación de sus esposos las Damas de… Verde perdieron la justificación para su existencia como grupo. La muerte de Pollán podría ser el catalizador de un proceso ya iniciado para convertirlas en el nuevo factor aglutinador de la contrarrevolución interna. Desde luego no tanto hacia lo interno donde su influencia es casi nula, sino frente a los ojos de quienes ponen el dinero para financiar sus actividades subversivas.

Mucho más triste será ver al cónyuge de la “Dama” prestarse al juego sucio de medrar a costa de un hecho luctuoso. Algo que, a decir verdad, no sorprende en lo absoluto toda vez que en los últimos tres años este ha sido un lugar común dentro de sus estilos de enfrentar a la Revolución.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -