Posted by : István Ojeda Bello lunes, 3 de octubre de 2011

La falacia propalada por El Nuevo Herald sobre una supuesta gravedad de Hugo Chávez, mientras probó la intrínseca afición del diario floridano por el chisme, fue un indicio de que la salud del presidente venezolano llegó para quedarse en el centro de la lucha política del país sudamericano.

El embuste comenzó a rodar el pasado 27 de septiembre cuando el Herald aseguró que el líder de la Revolución Bolivariana “se encontraba en un estado general comprometido”. Citando como era de esperarse a fuentes confidenciales.

Para darle más credibilidad a su reporte el rotativo se valió de las declaraciones de Gustavo León, a quién presentó como un cirujano con 30 años de experiencia en su profesión. El médico hizo todo lo posible por mostrase “objetivo” sin embargo sus palabras completaron una visión crítica del panorama.

No es la primera vez que este periódico da a conocer informaciones “sensacionales” sobre la lucha de Chávez contra el cáncer. Esta vez o no confirmaron sus la información recibida, confundieron deseos con realidades, o, lo que es peor, estaría revelándonos una intensión mucho más macabra: esparcir noticias falsas sobre el real estado de la salud del presidente sudamericano para crear desconcierto entre sus partidarios de cara a las elecciones del próximo año.

Antes le había dado todo el crédito a las aseveraciones de Roger Noriega, ex embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) quien había asegurado que sus fuentes le dijeron que “Chávez está en una condición muy seria y que no está mejorando como sus doctores tenían esperanzas”. Pero el pésimo historial de Noriega como furibundo enemigo de Venezuela y Cuba, le restaron credibilidad a sus palabras. Por eso, al parecer, fueron por más.

Un pelotazo a la mentira
Menos de una semana duró el embuste y fue el mismo Chávez quien destrozó en mil pedazos la campaña. Primero con una comparecencia telefónica ante los medios de su país, donde dijo: “Estoy en mi sitio de trabajo, en plena recuperación física, en tratamiento para que el cuerpo sobrelleve los niveles de toxicidad (que producen las sesiones de quimioterapia”: Después con una sui géneris práctica de softbol en las afueras del Palacio de Miraflores hizo inobjetable su recuperación, calificando de “morbosa, grosera, inhumana”, las afirmaciones del diario miamense.

Más tarde el agudo investigador Jean-Guy Allard reveló interesantes vínculos de aparentemente “neutral” Gustavo León. Resulta que el “respetable” cirujano forma parte de la Junta Patriótica Cubana, unos de los tantos grupos que pululan en Miami dentro de rentable negocio de la contrarrevolución cubana.

Así León se codea con lo que “más vale y brilla” del terrorismo anticubano pues Antonio Calatayud, Rodolfo Frómeta y los "jefes militares" de Alpha 66 cargan sobre sí el triste “honor” de haber hecho carrera ejecutado acciones terroristas contra su país de origen. Si a lo anterior unimos los estrechos vínculos de los contrarrevolucionarios cubanos y sus colegas venezolanos, comprenderemos que, si se trata de opinar sobre la salud del presidente Chávez, la neutralidad no es precisamente el fuerte de Gustavo León.

No obstante si bien la derrota de los embusteros fue aplastante, es previsible que esta tipo de rumores vuelva a lanzarse al ruedo político en más de una ocasión en el futuro.

Para amigos, y sobre todo para los enemigos, no es un secreto la importancia que tiene Chávez como líder indiscutido, carismático y experto para la Revolución Bolivariana. Así que no nos asombremos si en el futuro nuevamente la salud de Chávez vuelve al centro del debate mediático.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -