Posted by : István Ojeda Bello martes, 6 de marzo de 2012

Sin esperarlo, me encontré con la historia de Ana Ofelia Gómez Álvarez y Orlando Molina García; ambos tienen tres hijos, o mejor dicho, cuatro; este último con 10 años cumplidos les sigue dando mucho trabajo, obligándolos a viajar por todo el país. Ellos consideran a SISFIC como parte de la familia, aunque jamás hayan hecho con él las cosas habituales de los padres con sus retoños. Desde diciembre se les agregó el reto de mantenerlo funcionando, pero desde el rol de trabajadores por cuenta propia.

Una década atrás ambos crearon un software para calcular la ficha de costo y precio de la producción industrial, tarea en la cual los acompañó en sus inicios Dixan Santiesteban. "Con solo introducir los datos básicos el programa permite, tanto obtener las fichas de costo, como las listas de precios, y le posibilita a los directivos hacer análisis de planificación en este sentido, cumpliendo al mismo tiempo con la legislación vigente en Cuba", explica Ana Ofelia.

SISFIC está instalado ya en empresas de diverso perfil, adscritas a los ministerios de la Industria Ligera, de la Sideromecánica, de la Alimenticia y algunas entidades de las Industrias Locales, así como de Mantenimiento y Construcción.

Nueva etapa

Al cabo de un decenio la pareja ha emprendido el camino del trabajo por cuenta propia, ejerciendo la actividad de programación de equipos de cómputo.

El tránsito hacia el sector no estatal les trajo dinámicas no vistas antes; como el requerimiento de abrir una cuenta corriente en el banco para canalizar los pagos hechos por las empresas a las cuales prestan el servicio de instalación y puesta en funcionamiento del software.

"Esta nueva modalidad nos permite desarrollarnos" asegura Orlando. Aunque admite que la transición estuvo llena de dificultades pues el desconocimiento inicial en las instituciones bancarias les trajo más de un dolor de cabeza para destrabar los procedimientos.

No obstante Ana Ofelia elogia el apoyo de los trabajadores de la sucursal bancaria 6432 en la ciudad de Las Tunas. "Fuimos uno de los primeros trabajadores por cuenta propia en hacer este tipo de operaciones hasta hace poco exclusivas de las empresas estatales", dice.

Ambos además ya se afiliaron al Sindicato de la Informática y las Comunicaciones y la Electrónica, asegurando que las atenciones han sido excelentes. "Somos trabajadores de esta sociedad y es lógico que reconozcamos a las instituciones sindicales y vicerversa", señala Orlando. De hecho su asistencia, junto a otros cuentapropistas fue uno de los aspectos novedosos en el acto de este año por el Día del Trabajador del Sector.

Orlando (licenciado en Economía) y Ana Ofelia (ingeniera industrial) comparten vida y ahora, el empeño de sacar adelante su especie de mini-empresa. "Hay que saber organizarse muy bien para llevar ambas cosas. Tenemos tres hijos (el mayor tiene 17 años). Están los viajes por razones de trabajo, a veces a provincias diferentes al mismo tiempo y hay tratar de pensar en todo y ayudarlos", responde Ana Ofelia.

"Primero llevarse bien como pareja y mantener eso en el trabajo. Nuestra obra es como un hijo que lo hemos visto nacer, crecer y desarrollarse. Constantemente le hacemos cambios de acuerdo a los requerimientos de las empresas y la experiencia que vamos adquiriendo", concluye Orlando.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -