Posted by : István Ojeda Bello jueves, 28 de marzo de 2013

Un actor de renombre, la mística de una serie o las “toneladas” de historia que bullen en la Ciénaga de Zapata son las referencias que en Cuba se vinculan a la palabra Korimakao; aunque pocas veces se sabe que tras ese vocablo vive la pasión por un arte diferente soñada en 1992 por el comandante de la Revolución Faustino Pérez y abrazada luego por Manuel Porto.

Este Conjunto Artístico Comunitario se antoja como una Torre de Babel a la cual acuden artistas de todo el Archipiélago a quienes no se les exige formación académica previa, solo un poco de talento y muchas ganas, dice Yander Roche Miralles “Cuco”, el director artístico general.
En la memoria de los más viejos están frescos los años de la década del 90 cuando las condiciones de vida y trabajo del Korimakao eran muy duras. Situación que cambió radicalmente tras la visita de Fidel a la Ciénaga en 2001 con motivo del 40 aniversario de la Victoria de Girón. Gracias a eso hoy disponen de una sede en el poblado de Pálpite con oficinas, cocina, comedor, salones de ensayos para los grupos de teatro y música, un anfiteatro y apartamentos para dar cobija a los artistas.

Las historias de mis coterráneos que allí trabajan: Ariana Andrés González y Alejandro Ramírez Pompa pueden ser una manera de saber cómo es la vida aquí.

Cuatro años atrás Ariana trabajaba en una tienda recaudadora de divisas de Las Tunas y a través de amiga supo de la existencia del Conjunto. “El comienzo fue muy fuerte, porque el grupo de teatro llevaba unido más de un año y yo solo tenía algunas nociones de teatro adquiridas en los talleres en que había estado pero nunca me había dedicado a eso. Tuve que adaptarme lo más rápido posible porque enseguida ya tenía un personaje y para colmo protagónico”, dice.

Cuando llegó aquí en 2012 traído por su vecina Ariana, Alejandro venía con la experiencia de su paso por la Escuela Vocacional de Arte en las especialidades de danza y ballet y en cortos períodos en dos compañías danzarias. Sin embargo, “como se dice, tuve que montarme en el tren andando porque faltaba menos de un mes para el espectáculo principal que hace el Conjunto cada 18 de abril. La mayor diferencia la noté en el sentido que se le da al arte. Aunque en muchos otros lugares se trabaja con aficionados, aquí las personas y la preparación de los artistas es muy diferente”.

“A Korimakao –explica Ariana- lo distingue el ambiente de familia que se respira. Pasamos prácticamente viviendo juntos todo el año pues solo vamos a nuestras casas en diciembre. Además la relación con el público es especial. En poblados como Santo Tomas y Guasasa que son muy alejados, la gente llora cuando nos vamos y eso que nos quedamos toda una semana en cada lugar durante los dos meses completos que duran las giras que hacemos anualmente por toda la Ciénaga”.

“Desde que uno entra te dejan bien claro que el objetivo del Conjunto es hacer sentir bien a las personas con un arte que ellos sientan como propio. Venimos aquí a experimentar y crear para las personas sin hacer concesiones al afán de lucro”.

¿Sueños? Tienen muchos. Al respecto responde Ariana: “Una gira nacional. Y no necesitamos mucho porque como el significado de nuestro nombre, siempre andamos con la casa a cuestas. El otro es cumplir la aspiración de Manuel Porto de ser un Centro Internacional de Arte Comunitario al que puedan venir grupos de otros lugares del mundo”.

Korimakao se ve a sí mismo como un conjunto en crecimiento con todo lo duro que implica ese proceso. Ya piensa en cómo adaptarse a los cambios anunciados en la ejecución de la política cultural en Cuba, particularmente para conjuntos como este, hasta ahora subvencionados completamente por el Estado. Asimismo tiene ante sí el desafío de impedir que el paso del tiempo convierta a los cienagueros en meros espectadores de su arte.

One Response so far.

  1. Tunie says:

    Itsván, esa tarde-noche de cena común y de diálogo hermano reprochado en los pisos fríos del Korimakao, es uno de los recuerdos más gratos que me llevo de este viaje. Siento que crecí con las palabras de esos chicos, algo se me movió dentro, algo encontró su lugar. Gracias por compartirnos tu fragmento tunero del intercambio, ya llegaremos luego, los camagüeyanos, con los recuentos de los koriagramontinos. Un abrazo grande, vecino y familiar como se sienten nuestras dos tierras.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -