Posted by : István Ojeda Bello martes, 21 de enero de 2014

Pesquisas del Centro de Estudios sobre la Juventud indican que la mayoría de los jóvenes cubanos prefieren trabajar en el sector estatal de la economía.

En comparación con la medición efectuada en el año 2004, la proporción actual de los jóvenes que desean trabajar por cuenta propia casi está duplicada, aunque sigue siendo minoritario frente a las cifras de quienes laboran en el sector estatal.



 (Especial para SoyCuba)

En las últimas dos décadas muchas personas y en particular los jóvenes vieron alejarse la posibilidad de escoger una profesión acorde con sus preferencias y al mismo tiempo lo suficientemente remunerada como para dedicarse exclusivamente a eso.

“Es bueno que los jóvenes identifiquen el trabajo con la obtención de ingresos, y eso está ocurriendo con la apertura del sector no estatal”, dice Betsy Anaya especialista del Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC). “Sin embargo, los bajos salarios que predominan en el estatal no los estimula al estudio, o a ejercer, una vez graduados, las carreras que estudiaron”, advierte.

Y es que si en 1990 el salario promedio en Cuba era de 189 pesos y constituía el 80 por ciento de todos los ingresos obtenidos por los cubanos cada mes; en 2012 ese salario medio, elevado hasta los 466 pesos, había visto reducir su peso en los ingresos mensuales de la población a menos de la mitad.

Además comenzó a crecer, sobre todo desde 2010, la cantidad de asalariados cuyo empleador no es el Estado pues hoy ya son 429 mil los trabajadores por cuenta propia, de los cuales 126 mil tienen menos de 40 años.

____________________________________________
"Los estudios afirman que la edad promedio de inserción laboral de la juventud cubana es de 19 años, lo cual es común tanto para el sexo femenino como para el masculino, y se comporta de modo muy similar en todas las regiones del país." ____________________________________________

No obstante las pesquisas del Centro de Estudios sobre laJuventud indican que la mayoría de los jóvenes cubanos prefieren, todavía, trabajar en el sector estatal de la economía pues este los provee de una determinada protección y contribuye a su formación profesional.

Así, unas de las válvulas de escape para suplir la evidente reducción del poder adquisitivo del salario está siendo mantener dos trabajos, realidad que impacta fuertemente sobre el segmento de menor edad dentro de la población económicamente activa.

En misa y en procesión

Dos cambios legales importantes catalizaron al pluriempleo  en Cuba: primero el Decreto-Ley No. 268/09 promulgado por el Consejo de Estado el 26 de junio de 2009 y un año después la flexibilización y otorgamiento nuevas licencias paraejercer el trabajo por cuenta propia que, entre otras cosas, le permitió a los empleados estatales buscar otras opciones laborales, dentro o fuera de la sombrilla del Estado y sin tener que abandonar sus puestos anteriores.

No obstante todavía el sistema estadístico doméstico parece estar un paso atrás frente a una cuestión con cuatro años de establecida, pues los balances de los recursos laborales de la Oficina  Nacional de Estadísticas e Información, así como del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) no incluyen una categoría específica que permita conocer, por ejemplo, cuántos individuos tienen dos empleos con el Estado.

Impartir clases parece ser una de las opciones más populares para estar, como diría el refrán, “en misa y procesión”, obteniendo dos salarios en vez de uno. De hecho, la Universidad Vladimir Ilich Lenin de Las Tunas tiene contratados a 308 trabajadores externos como profesores a tiempo parcial y ellos constituyen más de la mitad de todo su claustro.

Y por la novedad del asunto, el lugar de los jóvenes dentro del trabajo por cuenta propia es seguido de cerca desde los distintos niveles del ministerio encargado de velar por los trabajadores.

Ahora mismo en el balcón del oriente cubano, por ejemplo, mil 95 de sus habitantes menores de 35 años están registrados como cuentapropistas y de ellos 69 todavía son estudiantes, aunque es evidente que muchos laboran sin  licencia.

Ese es el caso de “María”, quien simultanea sus estudios universitarios con un trabajo en cumpleaños infantiles. «En casa con un solo salario era muy difícil y queríamos hacer el baño nuevo y otras cosas», dice.

Ella admite que «es un sacrificio mío porque tengo que estudiar horas extras, porque me canso mucho, pero he podido llevar las dos cosas y mantener mi rendimiento». No da seguridades de si al graduarse podrá continuar con ambas tareas.

“Guillermo”, por otra parte, aprovecha su horario abierto en una institución estatal para editar videos para un fotógrafo. «Me gradué hace poco y se me dio la oportunidad de trabajar con él porque ya yo tenía algunas nociones de edición», explica.

“Me quita tiempo porque es agotador estar sentado frente a una máquina por varias horas. Si económicamente mi trabajo me satisficiera quizás lo dejaría”, comenta.

Tanto María como Guillermo coincidieron en que entre los jóvenes no hay mucho conocimiento de la legislación que los ampara para tener legalmente dos empleos.

_____________________________

La Ley del Código de Trabajo refrenda, en su artículo 22, el derecho de los trabajadores a “tener más de un empleo, en los términos y condiciones que estableces el Reglamento de este Código”.
Una de las medidas más frescas para facilitar el acceso de los jóvenes egresados de la universidad al trabajo por cuenta propia está incluida en la Resolución número 353 del Ministerio de Financias y Precios, vigente desde el 26 de septiembre de 2013.
La Resolución 353, en su apartado décimo quinto, exonera “del pago de los impuestos sobre las Ventas, Especial a Productos y Servicios, sobre los Servicios y sobre los Ingresos Personales, correspondiente al primer año de operaciones, a los recién graduados que no resulten ubicados en el Plan de distribución de graduados y decidan incorporarse al ejercicio de alguna de las actividades del trabajo por cuenta propia, cumpliendo lo establecido a los efectos por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y por la Oficina Nacional de Administración Tributaria”.
_____________________________

Llegó para quedarse

La Máster en Ciencias Ernestina Arias Rivero, máxima responsable en Las Tunas de la dirección de Trabajo y Seguridad Social, asegura que el pluriempleo “llegó para quedarse” porque “Lo que está queriendo el Estado es el pleno empleo. Si la persona se siente con la fuerza y el conocimiento suficientes para realizar más de una función a nadie se la va negar eso”.

Cree que «todavía adolecemos mucho de la información. Por ejemplo cuando se va a ejercer el pluriempleo es la parte de Recursos Humanos la que tiene la obligación de decirle a la persona cuáles son sus derechos yobligaciones. “Deben saber que nunca pueden entrar en contradicción los horarios. El empleo adicional no tiene que ser por un período de ocho horas, la persona puede contratarse por dos o tres horas y por ese tiempo pagársele”.

Durante los debates previos a la aprobación del proyecto de ley del Código del Trabajo en la Asamblea Nacional del Poder Popular, María Josefa Luis, especialista del Centro de Estudios sobre la Juventud opinó que “el capítulo VII, dedicado a las relaciones de trabajo especiales, amerita ser trabajado a mayor profundidad. No es conveniente que quede indefinida la obligatoriedad de la firma del contrato de trabajo; esto puede contribuir a la precariedad laboral y a determinadas manifestaciones de explotación, con la consiguiente desprotección del trabajador en situaciones conflictivas”.

En el establecimiento de las normas del empleo en Cuba la nación se encuentra en un proceso de readecuación de los instrumentos legales que la soportan.


Así las cosas en el apartado del pluriempleo el asunto deja numerosas interrogantes porque tener dos trabajos, aunque debiera ser transitorio, no apunta a eso para muchos cubanos, especialmente los trabajadores de menor edad, casi siempre en el punto más bajo de las escalas de pago.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -