Posted by : István Ojeda Bello lunes, 14 de julio de 2008

Cada día es más evidente el propósito de los cubanos de avanzar hacia un socialismo mucho más justo. Dicha intensión no parte, como han querido hacer ver ciertos analistas de cartón, de cambio de gobierno alguno.
Con todo el sentido peyorativo imaginable el Departamento de Estado o cualquier vocero de la Casa Blanca, califican de “cosméticos” las medidas adoptadas por Cuba en los últimos meses. Sin embargo tales afirmaciones son el reconocimiento tácito a una realidad muy clara dentro del país: Cada movimiento es para perfeccionar a un sistema apoyado por la amplia mayoría de la población en la Mayor de Las Antillas. Eso, a su manera, también lo saben en Washington. Preocupémonos el día en que nuestros enemigos nos aplaudan alguna decisión, porque eso significará que estaríamos errando en grande.
Sin entrar en demasiados detalles y obviando especulaciones sin sentido. Un objetivo salta a la vista: lograr un socialismo que garantice oportunidades similares para todos, que potencie y premie al esfuerzo individual, sin caer en los nefastos igualitarismos.
De nuevo puede persistir la idea de que tales disposiciones obedecen a la presencia de Raúl en el cargo de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Error, el 17 de noviembre del 2005 en su discurso en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, Fidel había alertado, no solo contra los peligros internos e imperceptibles que amenazaban nuestro futuro, también contra el error de creernos los únicos poseedores de una receta única para el socialismo.
Una de las razones por las cuales aún estamos aquí, es precisamente porque sabemos cuando es necesario ajustar lo necesario, sin ceder en nuestra dignidad e independencia. Este es uno de esos momentos.
Ahí radica el sentido de varias reflexiones de Fidel, así como las alertas y los “chistes” de Raúl. Buscar, de conjunto, las maneras de garantizarle a todos similares oportunidades para su realización personal; lo cual solo es posible con el acceso universal a la educación pública, a la atención médica gratuita de calidad y manteniendo un sistema de seguridad social que proteja a la cada vez más creciente población de la tercera edad.
Todo esto requiere, como dijo Raúl, de productividad, orden, control y exigencia. Solo así Cuba podrá continuar destinando más de la mitad de su presupuesto a cinco esferas tan importantes como educación, salud, seguridad social, cultura y deportes.
Es precisamente este archipiélago del Caribe, quien no puede darse el lujo de malgastar un centavo. La brutal guerra económica de los Estados Unidos, la irracionalidad de un sistema económico internacional donde prima la lógica
de las ganancias, son las mayores razones para no permitirnos la desorganización y el despilfarro.

Vea además:
Dediquémonos, con modestia y sin fanfarria, cada cual en el puesto que le corresponde, al cumplimiento diario y estricto del deber:
¡Esta es la clave para vencer!Dijo Raúl en la Asamblea Nacional.
Texto del discurso de Raúl en la Asamblea Nacional del Poder Popular

Discurso de Raúl en el Parlamento (Videos)
Parte (1) Parte (2) Parte (3) Parte (4) Parte (5) Parte (6) Parte (7)
Acerca de la necesidad de modificar la ley de seguridad social
Información ofrecida por Alfredo Morales Cartaya, ministro de trabajo y Seguridad Social
Declaración de la Asamblea Nacional sobre los Cinco Héroes
Declaración de la Asamblea Nacional del Poder Popular sobre la Directiva Retorno de la Unión Europea

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -