Posted by : István Ojeda Bello jueves, 30 de julio de 2009


Cuando se tiene la razón no hay espacio para la flaquear, por eso no cesa la lucha por la liberación de los cinco luchadores antiterroristas cubanos encarcelados en Estados Unidos, a pesar de la decisión de la Corte Suprema de ese país de no considerar la apelación presentada por ellos.
En el frente legal todavía hay opciones por explotar. En una reciente entrevista concedida a la prensa, los abogados que defienden a Los Cinco, (Thomas Goldstein, Leonard Weinglass, Phil Horowitz, Joaquín Méndez, Rafael Anglada, Richard Klugh y Bill Norris) explicaron que trabajan en el proceso de resentencia de Fernando, Antonio y Ramón y ,en relación con Gerardo, en la presentación de mociones legales después de concluido el proceso de apelación.

Recordemos que en su última decisión la Corte de Apelaciones de Atlanta ordenó al tribunal federal de Miami que emitiera nuevas sentencias a Fernando, Antonio y Ramón, hecho que debe ocurrir en octubre.

Los abogados están optimistas en que sean eliminadas las cadenas perpetuas aunque no pueden predecir cuáles serán las nuevas sentencias. De todas formas cualquier reducción en las penas, abriría la posibilidad de un traslado hacia prisiones menos rigurosas.

Incluso para Gerardo, no todo está perdido en el terreno de las Cortes. Según explicó uno de letrados Thomas Goldstein, en el sistema judicial estadounidense existe también el proceso judicial post condena. Para junio del próximo año el equipo legal deberá haber presentado sus argumentos ante la corte federal, entre los cuales, adelantó Goldstein, estará “el carácter absurdo de la condena de Gerardo por conspiración para cometer asesinato. Creemos que seremos capaces de presentarle a la corte que existe una nueva evidencia que la corte nunca consideró en relación con que Gerardo no tuvo nada que ver con ningún plan para asesinar a nadie dentro de la jurisdicción de Estados Unidos ni en ningún otro lugar”

La opción política sigue siendo la primera
A pesar de los esfuerzos que se hacen desde el campo legal, la vía política continúa siendo la más expedita para solucionar un tema que ha tenido ese carácter desde el comienzo. De hecho, de su solución depende mucho la salud de las relaciones bilaterales.

Más de una vez Ricardo Alarcón, presidente del parlamento cubano ha insistido en que el gobierno norteamericano, en particular el presidente Barack Obama, puede poner en libertad a Los Cinco. No sería la primera vez que la Casa Blanca interviene en un proceso judicial por consideraciones políticas.

En mayo de este mismo año la fiscalía estadounidense retiró los cargos de espionaje que pesaban sobre Steven Rosen y Keith Weissman, dos ex dirigentes del Comité de Asuntos Públicos Estadounidense Israelí (más conocido por sus siglas AIPAC) quienes sustrajeron del Pentágono cientos de documentos clasificados. Cuando estaban vigentes los cargos ninguno fue a la cárcel y ahora seguramente tampoco.

A Los Cinco no les fue ocupada ninguna información de seguridad nacional de EE.UU. como tampoco ninguna comunicación de sus superiores para que la buscaran, sin embargo fueron condenados a durísimas penas. Por tanto no hay ninguna razón que justifique la permanencia en prisión de Gerardo, Ramón, Antonio, René y Fernando. Mientras tanto su firmeza permanece intacta.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 280 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -