Posted by : István Ojeda Bello jueves, 20 de agosto de 2009

Se ha dicho mucho veces que Cuba tiene sobradas razones para estar al tanto de qué hacen las organizaciones establecidas en los Estados Unidos con declarados propósitos violentos en su contra. A esa tarea contribuían cinco cubanos que desde en 1998 fueron encarcelados y juzgados, paradójicamente, por luchar contra el terrorismo.

¿En que consistía su misión? Sin conocer todos los detalles, por razones obvias, tomemos como ejemplo a Fernando González, Gerardo Hernández y René González.

Fernando, bajo el seudónimo de Luis Medina, estaba siguiendo a Orlando Bosch, uno de los más siniestros y traicioneros cubanoamericanos residentes en Miami. Bosh fue uno de los autores intelectuales del primer atentado terrorista con bomba a un avión civil en el mundo, perpetrado contra el vuelo 455 de Cubana de Aviación y que le costó la vida a las 73 personas a bordo.

Según el Departamento de Justicia de EE.UU Bosh se vincula a más de 30 actos de sabotaje y violencia en Estados Unidos, Puerto Rico, Panamá y Venezuela. En 1989 el fiscal general estadounidense dijo de él: “Durante 30 años, Bosch se ha mantenido firme en su defensa de la violencia terrorista”. Sin embargo desde 1990 vive libre y sin preocupaciones en Miami, gracias al perdón otorgado por el ex presidente George Bush (padre).

René, por su parte logró infiltrarse en Hermanos al Rescate, un grupo que cuando el tema de los balseros dejó de ser un negocio comenzó a violar el espacio aéreo cubano para seguir obteniendo dinero. Como piloto René logró información clave sobre las acciones que planificaban esos terroristas, las cuales no solo comprometían la seguridad del tráfico aéreo en la zona sino que amenazaban con la agresión estadounidense directa pues planearon ataques a bases militares cubanas e introducir armas anti-personales a Cuba, para perpetrar atentados.

Gerardo Hernández tenía a su cargo la ardua tarea de acopiar y enviar a Cuba toda la información posible sobre que planeaban, no solo los mencionados de Hermanos al Rescate, sino también otras organizaciones igualmente peligrosas como Alfa 66, Comandos F4 y la Fundación Nacional Cubano-Americana. Baste saber que entre los planes frustrados de estos asesinos estaba volar aviones que viajan de Centroamérica a Cuba para afectar el turismo o estrellar aeronaves no tripuladas cargadas de explosivos durante una concentración popular en la Tribuna Antiimperialista o la Plaza de la Revolución de La Habana.

Gerardo igualmente participó en la Operación Venecia que trajo de regreso a Cuba a Juan Pablo Roque un ex-piloto de aviones Mig que por varios años había permanecido infiltrado dentro de Hermanos al Rescate, llegando incluso ser la fuente que usaba el FBI para saber que hacía dicho grupo terrorista. Las declaraciones de Roque serían igualmente decisivas para desenmascarar a Hermanos al Rescate ante la opinión pública internacional.

Como se ve, la tarea de los Cinco no era sencilla pero sí muy importante, estaban en Miami salvado vidas humanas.

Lea también

El Imperio y los robots
Por Fidel Castro Ruz

(...) "Si los robots en manos de las transnacionales pueden reemplazar a los soldados imperiales en las guerras de conquista, ¿quién detendrá a las transnacionales en la búsqueda de mercado para sus artefactos?

"Así como han inundado el mundo con automóviles que hoy compiten con el hombre por el consumo de energía no renovable e incluso por los alimentos convertidos en combustible, pueden también inundarlo de robots que desplacen a millones de trabajadores de sus puestos de trabajo". (...)
(Texto completo)

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -