Posted by : István Ojeda Bello sábado, 26 de diciembre de 2009


La confirmación por parte del presidente cubano Raúl Castro de que había sido detenido en Cuba un empleado del gobierno de Estados Unidos mientras repartía equipos de comunicación a grupos de la contrarrevolución, unido a las recientes críticas del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro a Barcak Obama, han hecho que algunos analistas afirmen que habría terminado una tregua entre la Revolución y el mandatario estadounidenses.



¿Qué hubo realmente?

Sería incorrecto si no dijéramos que la postura cubana fue cautelosa en relación con el entonces candidato presidencial Barack Obama. Mientras al candidato republicano John Mc Cain, Fidel le dedicó dos extensos artículos en los cuales analizó a profundidad sus características personales y lo más importante su peligrosísimo programa de gobierno; con el aspirante demócrata, fue mucho más parco. Quizás consciente de que algún juicio suyo podría perjudicarle.


Podría decirse fue un gesto desinteresado de Cuba que muchos pasaron por alto. ¿Qué habría pasado si desde el comienzo los dirigentes cubanos le hubieran emprendido contra Obama?. Obviamente no hubiera decidido en un sentido u otro, su suerte en los comicios de noviembre de 2008, pero le habrían complicado considerablemente su relación con electorado de origen cubano.


Por otro lado, tampoco pude afirmarse que de buenas a primeras Cuba se ha volcado en críticas inmisericordes contra el actual inquilino de la Oficina Oval.


Tres días después del arribo de Obama a la Casa Blanca, Fidel expresó sus dudas sobre la capacidad del ex senador por Illinois para concretar un verdadero cambio. “¿Qué hará pronto cuando el inmenso poder que ha tomado en sus manos sea absolutamente inútil para superar las insolubles contradicciones antagónicas del sistema?” , se preguntaba.


No había pasado un mes cuando se vio precisado a subrayar que “cualquier crítica mía es calificada sin excepción de arremetida, acusación y otros sustantivos similares, que reflejan desconsideración y descortesía con la persona a la que van dirigidas.”


A las 48 horas, de nuevo, tuvo Fidel que hacer notar las declaraciones del Jefe del Gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel, quien había dicho que “lo que interesa al Presidente Obama es la comunidad cubanoestadounidense”


“Era la primera vez –destacaba Fidel- que [la nueva administración] mencionaba el tema [de Cuba] después de la toma de posesión. Entre los cubanos que podían votar en virtud de sus raíces, lo habían hecho en proporción de 3 a 1 por el candidato demócrata, en el Estado de la Florida. Los casi 12 millones de cubanos que habitan la Isla no le interesan”.


¿Por qué detenerse específicamente en estas declaraciones?. Probablemente Fidel le aclaraba tanto a la opinión pública interna como a la externa, que Obama no estaba tras una convivencia con Cuba, sino pensando en lograr una buena relación con la comunidad cubana dentro de los Estados Unidos, cuyos intereses no necesariamente coinciden con los de su país de origen.


Sin olvidar que ese llamado “exilio” no es tampoco un ente homogéneo, por lo que, a fin de cuentas, Obama estaría más atento a las reacciones de los políticos cubanoamericanos quienes, fuertemente anclados en el stablishment, tienen su cuota de poder a la hora de conformar la postura de EE.UU. frente a Cuba.


Bien atentos


En la primavera, nuevamente el tema Cuba acaparó la atención del presidente Obama y durante la Cumbre de las Américas tuvo que referirse al bloqueo, develando, otra vez, su real visión del asunto.


Este hecho no pasó desapercibido para Fidel quien al evaluarla dijo: “lo hizo suyo [el bloqueo] igual que otros diez presidentes de Estados Unidos. Se le puede augurar por ese camino un fracaso seguro como el de todos sus predecesores.” (…) “Los líderes pasan, los pueblos permanecen. No habrá que esperar miles de años, solo ocho serán suficientes, para que en un auto más blindado, un helicóptero más moderno y un avión más sofisticado, otro Presidente de Estados Unidos, sin duda menos inteligente, prometedor y admirado en el mundo que Barack Obama, ocupe ese inglorioso cargo.”


Ya para Fidel era claro que Obama no se saldría del esquema desestabilizador de sus predecesores, solo que probablemente lo hará de una manera más diplomática y solapada. Con estos antecedentes se pecaría de imprecisos si dijéramos que hubo tregua hasta ahora entre ambos país. Más bien no hubo enfrentamiento en los términos de la anterior administración, que, parece lo mismo, pero no es igual.


Ha habido acercamientos, pero lo suficientemente limitados como para no ser demasiados optimistas.


De hecho todas las medidas tomadas por Obama ha sido para contentar, en primer lugar a su electorado cubano, aunque la prensa se haya encargado de destacar los efectos secundarios sobre la población del Archipiélago.


¿Por qué? Porque permanecen intactos los mecanismos de asedio a la economía cubana, cuya eliminación sí beneficiaría directamente a los cubanos de este lado del Estrecho de la Florida.


Todavía está por verse cuál es el propósito de la cierta flexibilización de puntuales contactos culturales que posibilitaron la realización de Concierto Paz sin Fronteras y más recientemente la presentación, también en La Habana de Kool and the Gang.


Mientras tanto se diversifican y amplían los mecanismos de apoyo a sus asalariados internos a quienes se les adiestra desde la Sección de Intereses de los Estados Unidos de América en La Habana (SINA) en técnicas y métodos de agitación con el evidente propósito de orquestar incidentes con la población cubana que luego serían hábilmente magnificados por la prensa internacional.


En semejantes condiciones la posibilidad de una real distensión en las relaciones parece poco probable, al menos por el momento.

Notas
_________________
Fidel Castro. El undécimo presidente de Estados Unidos, 23 de enero de 2009.



Fidel Castro. Las contradicciones entre la política de Obama y la ética. 4 de febrero de 2009


Fidel Castro. Rahm Emanuel. 6 de febrero de 2009.


Fidel Castro. Obama y el bloqueo. 21 de abril de 2009.


Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 280 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -