Posted by : István Ojeda Bello viernes, 11 de diciembre de 2009

"Amigos: ya fueron resentenciados mis hermanos Fernando y Ramón. No hago comentarios de resultados porque justicia no podía haber. Sé que seguirán a nuestro lado y nosotros junto a ustedes en todas las contiendas por la justicia, por la dignidad, por la paz y la hermandad de todos los pueblos, que es en resumen la impostergable lucha por un mundo mejor". Con estas palabras se dirigió Antonio Guerrero a los integrantes del creciente movimiento de solidaridad mundial que lucha por su liberación y la de sus compañeros Ramón Labañino, René González, Gerardo Hernández y Fernando González.



Como Tony, muy pocos en el mundo nos sorprendimos tras conocer que la jueza federal Joan Lenard resentenció a Ramón Labañino, a 30 años de cárcel, mientras que Fernando González recibió una condena de 17 años y 9 meses. Antes, en octubre, Antonio Guerrero había visto reducir su pena a 21 años y 10 meses.


“Pienso en esa frase de mi abuela Clementina, que decía con cordura No se obliga a beber a un burro que no tiene sed. Es verdad: ¡no podemos esperar un juicio justo por parte de quien ignora lo que justicia significa!”, comentó Annie Arroyo, responsable de la Comisión de Solidaridad con Los Cinco en Francia.


Cada segundo de encarcelamiento es una injusticia

Si la Corte Apelaciones de Atlanta ordenó la resentencia de Antonio, Fernando y Ramón fue precisamente porque se probó que no recolectaron, ni siquiera lo intentaron, información que pusiera en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Si se llegó a este punto fue precisamente por la presión del movimiento internacional. Durante la audiencia de Tony, la fiscal Carolina Heck Miller, declaró que pedía sentencias más ligeras por el ruido que se hace en el mundo alrededor de este caso, el cual, dijo, “daña la imagen de Estados Unidos”.

El hecho de que todavía hoy la prensa de Miami y las agencias internacionales de noticias continúen refiriéndose a Los Cinco como espías, es la mejor confirmación de cuanto de manipulación persiste alrededor del caso de los luchadores antiterroristas cubanos.

Continuar llamándolos “espías” significa admitir que los grupos que desde ese país organizan acciones terroristas contra Cuba son parte del sistema de seguridad de EE.UU. Por eso no es ocioso recordar que cada minuto que pasan los cinco tras las rejas es una afrenta a los más elementales principios de justicia. Sin olvidar tampoco que por inocultables razones políticas, René González y Gerardo Hernández (este último condenado a dos cadenas perpetuas) fueron excluidos del proceso de resentencia.

Todavía más decididos a continuar la lucha

El mismo día de la audiencia se produjo en Miami una reunión de las organizaciones de la emigración cubana que en Miami integran la Alianza Martiana, así como del Comité Internacional pro Libertad de los Cinco y el Partido Socialista de los Trabajadores, quienes ratificaron su determinación de continuar extendiendo y fortaleciendo la campaña mundial por la liberación de Los Cinco.

Cada día es más evidente que la solución de este caso es política y hacia allí se encaminan todos los esfuerzos del movimiento de solidaridad. En hacerle entender a los políticos estadounidenses, empezando por su presidente, en que para logar buenas relaciones con Cuba tendrán que liberar primero a Los Cinco.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -