Posted by : István Ojeda Bello miércoles, 22 de septiembre de 2010


Sin abrirse un solo centro de votación en Venezuela y ya la oposición a la Revolución Bolivariana anticipó insinuaciones de un supuesto fraude en los comicios de este 26 de septiembre.
El primer acorde de esta macabra sinfonía vino ¡no podía ser de otro! desde El Nuevo Herald, quien haciéndose eco de las declaraciones de ciertos ¿expertos?, aseguró que: “en el mejor de los casos, las elecciones venezolanas son altamente cuestionables. Y en el peor, un fraude”.
Con la mayor desvergüenza del mundo y sin aportar datos concretos sobre la pretendida vulnerabilidad del sistema electrónico de votación, el rotativo floridano sostuvo que “un número creciente de expertos venezolanos está convencido de que el gobierno del presidente Hugo Chávez no ha jugado limpio en las últimas elecciones en que ha participado, empleando una serie de mecanismos que le permiten manipular los resultados a su antojo, ganar procesos que en realidad ha perdido, y de esa manera hacer caso omiso de la voluntad popular.”
Sin embargo por ningún lado aparece la información que corrobore esa supuesta masividad de académicos a quienes, muy convenientemente se les adjudica la procedencia de las más “prestigiosas universidades del mudo”; manteniéndolos en un sospechoso el anonimato. Además no solo cuestiona la legitimidad del ejercicio democrático de este 26 de septiembre, sino que además pone en duda la limpieza de los procesos electorales anteriores.
El asunto no sería tan grave si quedara ahí, pues a fin de cuentas el Herald hace mucho rato que demostró su innata incapacidad para analizar objetivamente la realidad venezolana.  Lo verdaderamente preocupante es como la prensa internacional se ha hecho eco de semejantes aseveraciones sin base científica confiable, creándose una matriz de opinión negativa para el gobierno de Hugo Chávez.
No basta siquiera con la presencia de observadores internacionales, a quienes ya  tildan de “asombrosamente ingenuos”, de manera que ya no importa si ellos representan a instituciones fuertemente ancladas en el stablishment estadounidense como el Centro Carter.
Otro punto significativo en este concierto de medias verdades y mentiras completas es decir que “los candidatos de oposición hacen campaña con menos recursos y menos tiempo en la televisión que sus adversarios oficialistas” cuando, no digamos ya en el espectro mediático interno donde los enemigos de la Revolución imperan en más de un 75 por ciento, incluso la oposición ha insertado su mensaje en canales internacionales aparentemente “apolíticos” como ESPN.
Eso sin tener en cuenta los fondos secretos que están fluyendo desde los centros de poder transnacional hacia organizaciones de la llamada sociedad civil venezolana con el declarado propósito de minar el apoyo popular al gobierno chavista. Prácticas ampliamente probadas con los documentos que periodistas como Eva Golinger han hecho públicos.

Ahora bien… ¿qué propone la contrarrevolución?
"Nuestro plan es ganar la Asamblea Nacional, pero no para derrocar a Chávez sino para controlar sus gastos desmedidos, legislar a favor de todos los venezolanos y no sólo de una parcela, y expresar la fuerza de nuestra alternativa", dijo a IPS Ramón Aveledo, coordinador de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática. Ejemplificado el enroque programático  que oportunistamente ha experimentado la contrarrevolución con sus discurso en relación con procesos electorales.
Ahora la oposición se presenta como defensora de la Constitución,  la misma que no dudó en pisotear en abril de 2002. Mientras que, como si tuvieran una barita mágica para borrar desigualdades ancestrales, sostienen que terminaran con la delincuencia; sin atreverse a tocar los innegables logros sociales alcanzados por el país, esos mismos que han sido posibles a pesar de sus constantes zancadillas.
El origen de todos los males  sigue siendo el mismo: Cuba cuya colaboración en áreas como la atención médica, el sector energético entre otros es constantemente satanizada en canales como Globovisión el cual no se cansa dibujar un cuadro apocalíptico y tergiversado de la vida en la Mayor de Las Antillas, aunque para ello se valga del más vulgar plagio.
Sin importar los resultados de la jornada comicial del último domingo de septiembre, si los enemigos no dudarán en echar mano a su comodín de tiempos electorales, el grito de ¡fraude!.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 280 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -