Posted by : István Ojeda Bello domingo, 14 de noviembre de 2010

La salida al mercado del videojuego Call of Duty: Black Ops recolocó en la palestra del debate el tema de la violencia en el entretenimiento de los más jóvenes, y de los no tanto, ahora con el ingrediente que junto a los disparos y la sangre corriendo se podrá vestir el raje de los servicios especiales de los Estados Unidos para asesinar a líderes extranjeros, en particular a Fidel Castro.
En las 24 horas que siguieron a su lanzamiento el producto desarrollado por Treyarch y distribuido por Activision recaudó  360 millones de dólares, lo cual habla a las claras de la sed de violencia que parece predominar entre los adolescentes estadounidenses.
Esta vez los creadores de Call of Duty, de los cuales por lo menos uno, Daniel Suárez, es de origen cubano, fueron a por todo y decidieron “actualizar” su propuesta, abandonando los escenarios de la Segunda Guerra Mundial para colocarse en la llamada Guerra Fría. De esta manera los jugadores tratarán de hacer en el mundo virtual, como bien dijeran los colegas de Cubadebate “Lo que no logró el gobierno de los Estados Unidos en más de 50 años, (…) asesinar al líder de la Revolución cubana Fidel Castro.”

Construyendo estereotipos
Call of Duty no solo convierte en algo normal el terrorismo de Estado que ha caracterizado a la política exterior de los Estados Unidos, también hace lo suyo pasando por alto los nexos de Washington con los antiguos nazis. Si porque atenidos a la historia de videojuego solo la URSS aprovechó para sí los conocimientos científicos de los hitlerianos. 
En una de las misiones los soviéticos se apropian de un cohete V-2 para esparcir un gas venenoso. Cada creador es libre de hacer las adaptaciones que estime, pero ya se sabe que lo dicho en este ámbito con demasiada frecuencia se trastoca en la historia que en definitiva ¿aprenden? los consumidores.
Por eso no es ocioso recordar que también los norteamericanos  trasladaron a su territorio centenares de científicos alemanes. De hecho Wernher von Braun, el diseñador de los V-2, se rindió a los aliados occidentales y luego formó parte de  la Operación Paperclip que capturó a científicos alemanes y los puso su servicio.
Von Braun se entregó junto a otros 500 científicos de su equipo, sus diseños y varios vehículos de prueba. Se instaló en el arsenal de Redstone, cerca de Huntsville (Alabama), donde construyeron para el ejército el misil balístico Júpiter y los cohetes Redstone usados por la NASA en los primeros lanzamientos del programa Mercury.

Asesinatos legitimados
Regresando al meollo del asunto, con perversa ironía nombraron al operativo para asesinar a Fidel Operación 40, el mismo empleado por la CIA para agrupar a un conjunto selecto de sus agentes de origen cubano quienes tenían la tarea de ocupar los edificios gubernamentales para “depurar” al país si hubiese tenido éxito la invasión por Bahía de Cochinos en 1961.
Este grupo integrado por personajes como Luis Posada Carriles, debería  “clasificar” a los prisioneros  y, aquellos cuyos expedientes fueran etiquetados con el color rojo serían pasado por las armas inmediatamente.
Tampoco para los creadores de Call of Duty importa que el Congreso de EE.UU haya dedicado cientos de horas de su tiempo a investigar las actividades ilegales de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para eliminar físicamente a líderes extranjeros de todos los contenientes, entre los cuales sobresale Fidel con por lo menos 600 planes para  atentar contra su vida.
Después de la Segunda Guerra Mundial Washington estuvo involucrado en planes de eliminación física de un mínimo de 37 personalidades políticas de todo el mundo. Sus propios documentos desclasificados han revelado su participación en la muerte, por ejemplo, de Patricio Lumumba, primer ministro congoleño, el guerrillero argentino-cubano Ernesto Guevara, el general chileno René Schneider y líder panameño Omar Torrijos. Eso sin hablar de los intentos fallidos contra figuras tan diversas como el presidente indonesio Sukarno, el egipcio Gamal Abdel Nasser o  el líder chiíta libanés Sheik Mohammed Hussein Fadlalah.
Quizás aquí se esté agregando un nuevo peligro a estos ya de por si adictivos y violentos videojuegos: la legitimación del magnicidio  en tiempos que es esta práctica está más viva que nunca.
Hace poco se conocieron más detalles de las unidades especiales que el Pentágono desplegó en Irak y Afganistán para “eliminar” selectivamente a sus enemigos, lo cual dice a las claras que el asesinato extrajudicial es una práctica que no está pasada de moda para los estrategas en Washington.
A Call of Duty le ha tocado la tarea de establecerlo como “común” suceso comercial en el  imaginario del estadounidense medio, poniendo, no se olvide, al magnicidio al alcance del clic de un mouse.

5 Responses so far.

  1. La pregunta que quiero hacerles es si Uds., los preodistas cubanos saldrian "en tromba" a defender a Obama si estuviera involucrado en un juego de video, aunque fuese ficticio?

  2. Respondiendo a tu pregunta, José Manuel. Si mañana apareciera un viedojuego como el que describes, o incluso peor proponiendo asesinar a Bush o Hitler, lo criticaría todavía más porque no se trata del objetivo propuesto en sí, sino el hecho de que se promueva el magnicidio de una forma tan descarnada. Las diferencias políticas no pueden llevarse al extremo de violentar los principios por los cuales se lucha. Así pienso... Respetuosamente: István Ojeda

  3. Jose says:

    Complacido con su respuesta, le doy las gracias por su franqueza.

    UN cordial saludo

  4. Anónimo says:

    Veo mucha objetividad en su comentario. Tengo plena coincidencia en la forma en que analiza este fenómeno social. En virtud de su virtud de análisis, lo invito a comentar sobre la increíble, dañina e injusta ausencia de información relacionada con nuestra organización beisbolera. Por ser Usted tunero, le sugiero empezar por comentar la ausencia de Henry Urrutia del equipo Las Tunas. Su juventud le permitirá ser audaz y agresivo, dado que los aficionados al beisbol ya no nos conformamos con "cometió una indisplicina" ó el trillado "violó el código de ética".
    Perdone si estoy siendo demasiado pretencioso.

  5. Anónimo says:

    Perdone, en l anterior comentario, relacionado con el besibol no envié mi nombre, me llamo Augusto Rodriguez.
    Gracias

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 280 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -