Posted by : István Ojeda Bello lunes, 8 de noviembre de 2010

En agosto del 2009 el ex senador Mel Martínez anunció sus intenciones de no aspirar a la reelección, entonces muchos nos preguntamos si no se estaría preparando el terreno para nuevas figuras que relanzarían la causa anticubana dentro del escenario político estadounidense. La elección de Marco Rubio para ese mismo escaño senatorial parecen confirmar esa percepción.
Buena parte de la prensa local en Miami y extranjera insiste en calificar a Rubio como una “estrella emergente”, preguntándose si se trata de algún tipo de “Barack Obama republicano”. Sin lugar a dudas estamos ante una clara estrategia de renovación generacional dentro de la ultraderecha cubanoamericana, quien sabe si pensando en metas mayores de cara a los comicios de 2012 o más allá.

Un rostro para el american dream

Así parecen confirmarlo el hecho de que se esté presentando a un hombre de 39 años como “exponente del sueño americano” para los emigrantes latinos aunque se pase por alto, no ya que él personalmente sea estadounidense de nacimiento, sino el hecho de que sus padres, quienes salieron de Cuba en los años 60, hayan disfrutado de las excepcionales prerrogativas de que disfrutan los cubanos tras llegar a EE.UU. 
Este esquema simplista se ejemplifica claramente en una frase dicha por el ahora flamante senado: “EE.UU. es el único lugar en el mundo en el que no importa quienes son tus padres o de dónde vienen (…). Puedes ser cualquier cosa si estás dispuesto a trabajar duro”, aseguró el entonces candidato republicano en la Conferencia de Acción Política Conservadora celebrada en Febrero en Washington.
Sin demeritar el empeño de sus progenitores, habría que preguntarse si parejas similares de otras nacionalidades hispanas no habrían logrado algo parecido de haber contando con la garantía de la automática legalización de su condición migratoria, ventaja de la cual disfrutan los cubanos en Estados Unidos. Ahora bien ¿cuál es el perfil político de Marco Rubio?

Entre el Tea Party y “la Familia”
Alex Burgos, director de comunicación de la campaña de Rubio, resumió a la BBC el mensaje del nuevo congresista floridano en los siguientes puntos básicos: gobierno limitado, promoción de la empresa privada y las libertades individuales, y reducción del papel del Estado en la vida económica y social. 
“Él [Rubio] cree que sus posiciones las comparten la mayoría de los estadounidenses. Que estamos gastando lo que no tenemos, que los impuestos están muy altos, que no queremos que el gobierno tome decisiones por nosotros en términos de salud, que debemos tener un sistema de inmigración que favorezca la inmigración legal y no la ilegal", le aseguró Burgos a la cadena británica.
Un programa de esta índole le ganó el apoyo de la ultraderecha republicana aglutinada en el llamado Tea Party. A estas alturas varios analistas especulan si los republicanos estarían buscando repetir una fórmula que al parecer les funcionó a los demócratas: una cara nueva para rejuvenecer su propuesta, en este caso con el incentivo de atraer a los votantes hispanos.
 Sin embargo más que a la ultraderecha nativa, es su brazo de origen cubano la que estaría tratando de refrescar su apariencia. Así lo prueba la línea dura que muestra Rubio con relación a país de nacimiento de sus padres.
"No importa a donde llegue o qué título puedo alcanzar, siempre voy a ser el hijo de exiliados y siempre voy a ser el heredero de dos generaciones de sueños incumplidos'', dijo en sus primeras declaraciones tras salir electo.
Pero no por joven Rubio deja de padecer de los mismos males que sus predecesores. Durante su campaña fue cuestionado por usar una tarjeta de crédito del Partido Republicano de la Florida para adquirir artículos personales, así como por una montaña de deudas personales, en gran medida producto de hipotecas y préstamos estudiantiles.
Adicionalmente su nombre  se vio implicado como presunto miembro o protegido de “La Familia”, un grupo ultra derechista de líderes cristianos.
Según las investigaciones del reportero Jeff Sharlet “los hombres de la Familia son más que hipócritas. Son seguidores de una religión política que abraza el elitismo, desdeña la democracia y persigue el poder para sus miembros con el objetivo de “promover el Reino”. Dicen que están trabajando para Jesús, pero su Cristo es un salvador ambicioso de poder que pocos feligreses reconocerían. Independientemente de los pecadillos sexuales, La Familia actúa en la actualidad de la misma forma que el cabildo más poderoso de Estados Unidos que no está inscrito como cabildo –y por lo tanto es inmune al escrutinio dirigido a otras poderosas organizaciones, como las grandes firmas farmacéuticas y las grandes compañías de seguros que ejercen presión en la política pública”.
Agrega Sharlet  que “el grupo fundamentalista La Familia ha operado en secreto con la ayuda de representantes y senadores influyentes que son miembros del grupo para promover sus ideas anti-gay, anti-aborto, favorables al mercado en Estados Unidos y otras partes del mundo, pero dos escándalos sexuales relacionados con personas conectadas con La Familia –el senador por Nevada John Ensign y el gobernador de Carolina del Sur Mark Sanford– han atraído la atención pública hacia el grupo”.
Figuras de la política floridana como Jeb Bush, uno de los padrinos de Rubio en su campaña, han sido señalados como miembros efectivos de este grupo mucho más fundamentalistas, pero menos conocido que el Tea Party. 
Con mucho más por saber todavía es claro con la elecciones de Marco Rubio, se estaría tratando de establecer el mito de que una supuesta mayoría del electorado cubanoamericano apoyaría la línea más contra Cuba, cuando lo verdaderamente cierto es que Rubio fue electo por un mayoría, sí, pero que representa apenas el 39 por ciento de los inscritos para ejercer el sufragio. Sin dejar de tener en cuenta que si el candidato demócrata se hubiera retirado a tiempo tal vez el aspirante independiente Charlie Crist hubiese obtenido la victoria.
Asimismo la elección de Rubio confirma que a la verdadera mayoría de la cubanoamericanos no le interesa participar en unos procesos electorales en los cuales no hay reales opciones que vayan a resolver sus problemas más cotidianos y mucho menos de cambiar la actual política de confrontación con Cuba. 

One Response so far.

  1. Jose says:

    EXCELENTE ARTICULO DE OPINION.


    Ud. aporta datos veraces que ya he leido en la prensa norteamericana.
    En etas pasadas elecciones, a las que yo llamo "mid-time", porque es a mitad de camino entre una eleccion presidencial y la otra,la concurrencia a las urnas es, por norma, bastante baja. Tal vez esa fue la oportunidad que vio Marco Rubio para sacar ventaja a su oponente.
    Logicamente, me entristecio que el candidato democrata no hubiera ganado, aun cuando Meek no es santo de mi devocion. De todas formas era el candidato de mi partido. Marco Rubio es un extremista de derecha, un fundamentalista, un ideologo y un dogmatico, pero al menos es un hombre muy inteligente y un buen hombre de familia (sus vecinos lo describen como un buen hijo y un buen padre) En politica, aqui no se pueden hacer predicciones a largo plazo: en 1980, cuando Reagan gano, muchos daban por seguro que su sucesor seria Jack Kemp, ex-jugador profesional de fotball, gran orador, carismatico, muy agradable y muy conservador, como Reagan. Y cuando este abandono la Casa Blanca el 20 de Enero de 1989, ya nadie se aocrdaba de Jack Kemp. En 1996, Jorge Mas Canosa dijo en una cena en el Hotel Biltmore, en Coral Gables, que "el proximo presidente de EE.UU seria el presidente del Congreso Newt Gingrich", quien estaba en esa cena de recaudacion de fondos. El republicano por Georgia estaba en su salsa con su flamante "Contrato de America", un panfleto ultraderechista que esfixiaba hasta la extremaucion todo el legado de conquistas sociales y de derechos civiles de los presidentes Kennedy y Johnnson.
    Y miren donde esta Gingrich !
    Y mas recientemente la bella gobernadora de Alaska, Sara Palin, que es solo eso, un bello rostro con un boniato en la cabeza. Dentro de 4 años, ya nadie se acordara de ella, de sus meteduras de pata, de su falta de conocimientos hasta en Geografia.
    Pero el gran problema lo tenemos con "el ceboruco" David Rivera. El represento a mi distrito en Tallahassee por 8 años y jamas vote por el. Dios me libre !
    Lo considero un pesimo politico que no hizo nada por mi distrito: ni parques, ni escuelas, ni calles asfaltadas, ni comedores para ancianos, ni centros comunitarios para nuestros vecinos. Se dedico a hacer leyes que, de no ser derrotadas en las Cortes Federales, hubieran interferido con la autoridad del Dpto del Tesoro en el tema del embargo. Leyes que se entrometian en la politica exterior, que es exclusividad del Congreso, del Presidente y del Dpto de Estado. Demandar a David Rivera en las Cortes, le costo a los contribuyentes la cifra de 12 millones de dolares aproximadamente. Asi despilfarra este sinverguenza nuestro dinero.
    Y luego, verlo hablar da pena. Es muy pesimo orador, sus ideas no tienen calidad, su mensaje esta hueco, solo con consignas y acusaciones de comunistas para quien se atreva a criticarle. Cuando en esta ciudad alguien acuse, aunque sea falso, de comunista a otra persona, esto es como los gases paralizantes que uso Sadam Husseim contra los kurdos en 1982. Este cafre llamado David Rivera tiene un cociente de inteligencia, incluso inferior al de su admirado George Bush, que es mucho decir. Y encima, tiene el descaro de decirle a sus electores, "que sere algun dia el Alcalde de Cienfuegos". Pobres cienfuegueros!
    Mis vecinos , imbeciles y cretinos, votaron en masa para elegir a David Rivera al Congreso de EE.,UU. Se van arrepentir ! De eso no tengo duda alguna. Que no habre visto en politica en los 30 años que llevo viviendo en este gran pais.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -