Posted by : István Ojeda Bello sábado, 19 de marzo de 2011

Con el mayor cinismo del mundo las potencias occidentales acaban de comenzar un nuevo episodio de su saga macabra de destrucción y muerte. Quien saben si para “celebrar”  la entrega anterior: Irak, los misiles Tomahawk vuela ahora hacia Trípoli, Sirte y Bengasi, a ocho años justos del inicio de la invasión a la Mesopotamia.

Cuando pase el tiempo quizás muchos no recuerden el pretexto o, lo que es peor, se pruebe su falsedad. Y sí no fuera, siempre habrá que preguntarse si valió la pena arrasar un país para derrocar a un gobierno bajo razones aún por demostar.
¿Por qué el Consejo de Seguridad ni siquiera analizó el informe que la Comisión creada por el mismo elaboró tras regresar de Libia? ¿Estábamos ante una decisión ya tomada de antemano?
¿Es realmente Gadafi un peligro tan terrible que ameritaba darle la oportunidad a la OTAN de colocarse, una vez más, como gendarme mundial?
Ante un crimen como el que está ocurriendo: ¿Quiénes son los verdaderos beneficiados?
¿Traerán realmente democracia y estabilidad  a Libia las operaciones militares y las bajas entre los civiles que ya están causando los bombardeos allí?
Son demasiadas preguntar para responder ahora. Dejemos,  por ahora, que los acontecimientos descubran como casi siempre ocurre,  la verdad escondida tras la retórica de los políticos en este el capítulo libio de la barbarie.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 280 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -