Posted by : István Ojeda Bello jueves, 29 de marzo de 2012

Como si se tratara del negativo de una fotografía anduvieron ciertos medios de comunicación durante la visita del Papa de Benedicto XVI a Cuba entre el 26 y el 28 de marzo. Buscar los incidentes, hurgar en las entrelíneas de las declaraciones fueron las prioridades de una prensa deseosa de ver fracasar la estancia en suelo cubano del Santo Padre.

Era previsible pero igual fue sintomática la incapacidad de varios periódicos claramente alineados contra Cuba para hacer notar el ambiente festivo que primó entre los fieles católicos, enfocándose con obstinada obsesión en los acontecimientos conflictivos del suceso.
Mientras el libelo miamense El Nuevo Herald reducía la misa del Sumo Pontífice en Santiago de Cuba a la “oportunidad” perdida del mercenarismo interno para tener sus 15 segundos de fama, el papelazo más grande lo hizo el diario El País al cual no se le ocurrió otra cosa mejor que contratar los “servicios” de Yoani Sánchez para reportar la estancia Benedicto XVI en la Mayor de las Antillas.

El discurso de la blogomercenaria fue repetitivo en sus argumentos sobre multitudes supuestamente “obligadas” cuando las imágenes eran inequívocas en la genuina motivación de miles de cubanos para ser partícipes activos de las actividades vinculadas al Jefe del Estado del Vaticano. Similar desencuentro tuvo al atribuirle afanes de legitimación gubernamental al viaje del Papa, cuando en realidad es al revés.

Para el resto de la prensa anticubana, lo destacable, como era de esperarse fue todo lo que denotara desencuentros ideológicos entre la jerarquía eclesiástica y la Revolución o cualquier otra cosa indicativa de una alegada “tensión” interna en el país.

Se quedaron con las ganas de escuchar a Benedicto XVI traspasar la línea de lo estrictamente pastoral, por más que se hayan esforzado en atribuir connotaciones políticamente incorrectas a sus homilías. De hecho la Iglesia fue consecuente con su postura conciliatoria y de apelación al diálogo, cuestionable sí, pero respetable en la diversidad. Algo que jamás han podido hacer los analistas de la contrarrevolución.

Igual recibieron el mazazo de enterase de los deseos del Papa de reunirse… con el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro.

De nuevo fracasaron en su sueño de presenciar una negación de la Revolución por parte de la población cuando en la práctica lo que está ocurriendo es un reconocimiento mutuo y creciente entre los valores cristianos y los principios éticos del proyecto social cubano.

Aún así aburrieron con sus exhortaciones a la Iglesia para que, conforme a las aspiraciones de Washington, se aliara claramente con la línea antinacional. Pretendiendo mostrar las facilidades brindadas por las autoridades a los fieles para asistir a las misas como la “conducción” a estas.

Entonces el que se pusieran a disposición de los peregrinos cientos de ómnibus en todas las provincias para trasladarse a Santiago de Cuba o La Habana, gracias a la coordinación entre la Iglesia y los gobiernos provinciales, fue reportado como “que las autoridades estaban organizando medios de transporte para sus partidarios y los militares”.

Como nota al margen queda la confirmación de que la prioridad de la política exterior de Washington hacia Cuba, ahora, es la liberación de Allan Gross. Así lo confirmó el Departamento de Estado al enviar a través del Arzobispo Carlo Maria Viganó, nuncio apostólico en Washington, una solicitud al Gobierno cubano para que libere a Gross, quien, no es ocioso recordar, fue detenido a finales de 2009 mientras distribuía equipamiento de comunicación que le permitirían a grupos contrarrevolucionarios internos establecer enlaces informativos con el exterior vulnerando toda la legislación cubana al respecto.

Fuera de esto, más de lo mismo, ni siquiera el éxito inobjetable de la visita pastoral de Benedicto XVI a Cuba fue suficiente para que esta prensa venciera su intrínseco afán de demonizar la realidad de este archipiélago indómito del Caribe.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -