Posted by : István Ojeda Bello jueves, 6 de septiembre de 2012

Hay razones suficientes para abrigar la esperanza de que es posible la paz en Colombia, no solo porque es más sano para el espíritu el optimismo sino porque al parecer tanto el gobierno de aquel país como la agrupación guerrillera más importante las FARC, manifiestan estar determinados a no levantarse de la mesa de negociación hasta no poner fin de una manera justa al conflicto.

Desde fuera no podemos menos que desear con todo fervor que al fin termine la violencia en una nación que la ha sufrido como pocas por más de 50 años, e incluso desde mucho anes pues los enfrentamientos sangrientos entre liberales y conservadores o campesinos y terratenientes ya estaban a la orden de día cuando nacieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Sin embargo los primeros pronunciamientos de ambas partes están dejando ver con claridad que el camino a la paz será tortuoso. Por ejemplo mientras la administración de Juan Manuel Santos ha dicho que no cesarán las operaciones militares y estima como síntoma de rendición establecer zonas de despeje como la que existió en San Vicente del Caguán, la guerrilla declaró que pedirá un cese al fuego bilateral y considera necesario justamente la delimitación de una zona desmilitarizada.

Obviamente los dos interlocutores tratan hasta donde pueden de mostrarse fuertes y por encima de su contraparte pues recordemos que siempre en una guerra cuando los bandos contendientes se sientan a parlamentar pueden hacerlo porque han llegado a la conclusión de que no pueden ganar por la vía armada, pero tratando al mismo tiempo de ganar la mayor ventaja posible en el teatro de operaciones militares.

Por otro lado ahí están, como siempre, los enemigos de la paz. Baste mencionar a dos de los más vociferantes: el ex presidente Álvaro Uribe y la congresista estadounidense de origen cubano Ileana Ross-Lethinen. El primero criticando a su antiguo ministro de Defensa por ceder ante la guerrilla; y la segunda sangrando por la herida de ver crecer el prestigio internacional de Cuba por su rol clave en el todavía incipiente proceso negociador.

Como nota interesante va quedando la solicitud hecha por los voceros de las FARC de que los medios de comunicación hicieran una cobertura objetivo de cuando acontezca en las conversaciones, porque es sabido que sobre este grupo insurgente pesan muchos estigmas, simplificaciones y tergiversaciones por parte de los intereses que mueven la agenda mediática a escala global.

Sigue siendo muy temprano todavía para especular sobre el desenlace, pero al menos quiero cree en la intención mutua de alcanzar la paz y soñar que lograrla es posible, para felicidad no solo de los colombianos sino para la estabilidad misma de la región.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -