Posted by : István Ojeda Bello martes, 20 de noviembre de 2012


Cada nuevo curso o diplomado sobre las nuevas tecnologías de la info-comunicación me coloca frente a cómo asumir los vertiginosos cambios que ocurren casi a diario en este aspecto en medio de la particularísima realidad en que vivimos los periodistas cubanos. Por momentos parecemos fuera de lugar o peor aún que pretendemos más de lo que nuestras posibilidades tecnológicas nos permiten.

Ahora mismo los análisis más vanguardistas se mueven entre asuntos como redacciones integradas, multimedialidad, y hablan ya del advenimiento de la Web 3.0 cuando hace apenas dos años es que se terminó de establecer como universalmente aceptada la existencia de la Web 2.0.

“El impacto de meteorito Internet, comparable al que hizo desaparecer a los dinosaurios, está provocando un cambio radical de todo el ecosistema mediático y la extinción masiva de diarios de la prensa escrita”[1], dice Ignacio Ramonet en su más reciente libro; refiriéndose a los peligros que amenazan a los diarios impresos en Europa y Estados Unidos. Uno por uno estos ven caer sus tiradas de ejemplares presionados por el aluvión cibernético que desde mediados de los años 90 del pasado siglo han diversificado el acceso a la información en tiempo real en esos países y cuyas bedettes actuales son los dispositivos inalámbricos al estilo de los Ipdas, Iphones y los teléfonos inteligentes.

¿Y cómo estamos en Cuba? Lo cierto es que, en comparación con los llamados países centrales, en incluso ya con algunos de la periferia, este Archipiélago tiene un retraso evidente en este campo, haciendo notar que en buena parte por las serias limitaciones que para el acceso a esas tecnologías impone la persistente política de asedio económico que mantiene por más de cinco décadas los Estados Unidos.

Paradójicamente ese bloqueo no existe para los llamados “periodistas independientes” quienes sí reciben apoyo desde Washington, gobierno que incluso ha tratado de crearles sus propias redes de acceso a Internet.

Entonces se antoja como una pérdida de tiempo dedicar esfuerzos a estudiar escenarios comunicativos marcados por un desarrollo de las NTIC`s claramente superior, frente a una realidad cubana donde parecen cosas de ciencia ficción la banda ancha o la conexión inalámbrica a Internet.

¿Qué hacer para adaptarnos? Son justamente esas falencias técnicas las que obligan a los profesionales cubanos del periodismo a un aprovechamiento óptimo de los comparativamente menores recursos tecnológicos de que disponen. Precisamente la superación y aprendizaje que trate de estar siempre un paso adelante es lo que nos permitirá un uso intensivo de cada herramienta disponible.

Javier Espinosa, corresponsal del diario español El Mundo le dijo el mes pasado a su colega de El País, Maruja Torres que “hoy más que nunca los periódicos deberían apostar por las historias propias, los reportajes, y olvidarse de un concepto que sí ha quedado anticuado debido a Internet, la noticia de ayer. Antes era impensable que un periódico no incluyera la rueda de prensa que dio la jornada anterior el ministro de turno, pero hoy en día es lo que cubren al minuto Internet, Twitter y demás herramientas virtuales” [2]

El análisis anterior es asombrosamente válido también para el periodismo cubano en Internet de hoy. En los últimos años, por ejemplo ha ido creciendo una blogosfera de muchachos jóvenes, en edad o espíritu, que está haciendo precisamente eso: contando historias. Refrescando la red con sus crónicas y opiniones que muestran los variopintos colores de la cotidianidad en este país.

Por eso sin dejar de señalar los obvios requerimientos técnicos que cada nueva idea necesite, su caso como otros tantos, prueba que sentarse a esperar por las renovaciones tecnológicas no rinde demasiados frutos si no se le echa ganas al proceso.



NOTAS

[1] Ignacio Ramonet. La explosión del periodismo. De los medios de masas a la masa de medios. Ed Clave Intelectual. España, 2011.
[2] Maruja Torres. Periodismo “inane y extenuante”. El Pais Semanal p_8. 21 de octubre de 2012.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -