Posted by : István Ojeda Bello viernes, 15 de febrero de 2013


A Giovanna Chirri le temblaron las piernas y casi no podía creerlo pero sus conocimientos de latín no le dejaban dudas, aquella no sería más una de sus tantas coberturas rutinarias en el Vaticano porque Benedicto XVI estaba anunciando al mundo que renunciaba a su pontificado.

Curiosamente a través de la red social Twitter, la misma en la cual el Papa había ingresado con el pie derecho en 2011, Chirri dio la noticia a las 10:58 a.m hora de Roma. “B16 ha dimitido. Deja el Pontificado el 28 de febrero”, escribió. Y entonces fue el acabose; si porque al parecer nadie se esperaba un acontecimiento que no ocurría desde una época en que ni siquiera existían los periódicos.


La web se adelanta… de nuevo
En otra confirmación de la realidad mediática que vivimos, los medios digitales le llevaron la arrancada a las versiones impresas, pues mientras los primeros divulgaron la noticia por todo el globo en cuestión de minutos, las ediciones matutinas lo hicieron cuanto menos, 12 horas después. Pero esto hizo notar como todavía el análisis de la realidad noticiable parece refugiarse en el papel.

Como era de esperarse en las naciones de catolicismo más arraigado la prensa  concentró sus portadas web con amplias fotos del por ahora Sumo Pontífice aunque casi siempre limitándose a los lacónicos “El Papa renuncia” como hizo El País  de España, o su compatriota  ElMundo que apenas agregó a la frase anterior: “por falta de fuerzas”. Los italianos optaron por citar frases de Benedicto XVI como "Me voy por el bien de la Iglesia" (Corriere dellaSera e Il Giornale). Los franceses Le Monde y Le Figaro lo hicieron señalando la razón esgrimida por el clérigo, “ya no tiene más fuerzas”, dijeron.

En Brasil, no podía ser de otra manera, el carnaval de Rio de Janeiro cedió en la agenda mediática aunque en esencia destacaron las mismas aristas que sus colegas en EE.UU y Europa.

 En la cuerda de las implicaciones futuras anduvieron La República de Perú o El Universal de México, subrayando que el 28 de febrero se hará efectiva la dimisión. La Nación, de Costa Rica, lo dijo así: “El Papa renuncia como líder de los católicos a fin de mes”, solo el argentino Clarín destacó la argüida “la falta de fuerzas”.
Fuera de la órbita católica también fue objeto de atención. The Washington Post como TheNew York Times resaltaron que Joseph Ratzinger es el primero en renunciar a su cargo en casi de 600 años. Por su parte, The Wall Street Journal, ofreció una infografía interactiva de la vida del religioso acompañándolo con enlaces a las reacciones que suscitó el acontecimiento.

The Guardian y The Times rompieron con la circunspección inglesa para ser inusitadamente extensos en sus títulos, “El Vaticano confirma la dimisión del Papa Benedicto", informó el uno; “Benedicto XVI renunciará al Papado”, tituló el otro. Desde Alemania el diario Bild.de  se hizo eco de la feligresía local titulando “Nuestro papa alemán dimite”.

Por la prominencia de una figura que también es un jefe de Estado no sorprende que en el Oriente Medio, los periódicos egipcios Al Ahram y Al Masry al Youm y el israelí de Jerusalén Post también hayan reservado espacios, mas sin el realce visto en la otra rivera del Mediterráneo, sobre todo en el caso de los del país de los faraones. Solo la televisora qatarí  Al Jazeera  ubicó grandes fotos del Papa, quien sabe si denotando los fuertes lazos que ya la unen al mundo occidental desde que los accionistas judíos y estadounidenses tomaron el control de la cadena.

La agencia rusa de noticias Ria Novosti hizo los deberes hablando de la “sorpresa” de la decisión papal; la Kyodo News de Japón también publicando en su página de Internet el anuncio al igual que en la web de noticias australiana News.com y un tanto menos lo hizo The Times of India que apenas ubicó un titular en su portada pero sin foto.

Al final del tren anduvieron Xinhua, de China, que no había reflejado el fin del Pontificado de Joseph Ratzinger en primera hora de la tarde de ese lunes y peor la MAP, de Marruecos que pasó por alto el hecho.    

El papel puso el ingenio
Al amanecer del martes 12 de febrero el ingenio y la picaresca anduvieron de plácemes en el ¿pasado de moda? Papel, pues en ese formato los mismos medios que habían sido parcos o planos ahora sí reflejaron su interpretación de uno de los suceso del año.

De realismo mágico fue la portada de El Espectador de Colombia quien aprovechó magistralmente lo que más de uno asoció con una señal divina: el rayo que cayó sobre a cúpula de la Basílica de San Pedro la noche del 11 de febrero. Al Taz alemán le bastó con mostrar los zapatos de cuero rojo de Benedicto XVI y un titular muy popular en Facebook: “Gott sei Dank” (Gracias a Dios). Libération (de Francia) agregó al calzado papal, las piernas del pontífice, junto a un editorial titulado y escrito en latín.

Bild añadió a su frase de la web otra en el papel: “¡No puede más!”. El País  y El Mundo contrastaron su parquedad digital con titulares largos: “Benedicto XVI, solo y sin fuerzas, renuncia por sorpresa a su pontificado”, dijo el primero; “Benedicto XVI rompe la tradición de que el Papa muere 'en la cruz'”, el segundo.

Otros que apelaron por la originalidad desde las imprentas, dice una analista de la Facultad de Comunicación de Navarra fueron “The Irish News (Irlanda) mostrando la silla vacía y The Guardian (Reino Unido), quien mostraba la foto del rayo sobre la cúpula de San Pedro que tanto está dando que hablar”.
Pero el equipo del blog fcompass  fue lapidario con sus compatriotas: “resultan especialmente monótonos los diarios españoles. Muestra de esto último son las casi veinte portadas de periódicos nacionales que llevan como titular principal la cita “ya no tengo fuerzas” del Papa”, sentencian.

Para pensar
Como nota para reflexionar queda el que prácticamente nadie haya cuestionado la sorpresa. Si porque pasó como natural que desde el Vaticano se controle la información a tal punto que nadie filtrara detalle alguno que pudiera anticipar la renuncia de Benedicto XVI. Más, sabiendo ahora que era una decisión tomada por lo menos desde marzo o abril del año pasado.

Con extraña normalidad tomaron los grandes revisores de la transparencia informativa de los estados la revelación del vocero papal, Federico Lombardi de que Su Santidad fue sometido ¡hace tres meses! a una cirugía cardíaca rutinaria para reponer la batería de su marcapasos.

Una “naturalidad” que no le permiten digamos a países como Cuba y Venezuela cuando tratan de mantener cierta privacidad sobre las eventualidades que en materia de salud ha sufrido sus líderes en los últimos cinco años.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -