Posted by : István Ojeda Bello lunes, 1 de abril de 2013

“Ahora sí los árbitros aplicarán la zona de strike correcta, entre los rodillas y las axilas de bateador”, dicen los ejecutivos del béisbol a cada comienzo de una nueva temporada. Con el tiempo nos percatamos que los umpires tienen su propia definición del lanzamiento considerado como “bueno” o “malo”, más allá de la establecida por los libros. Al final los que sufren las consecuencias son los jugadores que deben adaptarse sobre la marcha a la “zona” de quien ese día esté tras el home. A quienes ejercen la opinión desde las páginas personales o blogs, como quiera llamárseles, les ocurre algo parecido. 

Como si no fuera suficiente con la manifiesta distancia entre las agendas de un grupo de medios digitales cubanos y el resto del concierto mediático doméstico, también con demasiada frecuencia la manera en que se asume y sobre todo, se interpreta, el rol de los blogs pasa por exagerados grados de subjetividad.¿Es necesario establecer determinadas pautas o principios que funcionen como puntos de referencia para los revolucionarios que andamos en la red? Definitivamente sí. Y no lo digo por mezquinos instintos de autopreservación sino porque las ideas políticas en Cuba no son asunto secundario aunque muchos se empeñen en decir lo contrario. Sabido es que hay mucha gente cobrando por hacernos daño y serrucharnos el piso en el campo de la palabra como para pecar de ingenuos.

Hace poco Luis Sexto decía con acierto que “descontando asuntos estratégicos, existentes en cualquier país, el consejo editorial de un medio, al menos en los nacionales, decide qué y cómo se pública o se difunde, aunque la brecha se abre o se cierra dependiendo de qué se clasifique, políticamente, como estratégico. En esa percepción, exacta o desmesurada, operan también las actitudes y las capacidades humanas”.

Acudir a periodista de renombre no es, en este caso, un facilismo, sino que Sexto refiere con su habitual precisión el objetivo de esta líneas, pues justamente es así: la percepción de lo “estratégico” o mejor dicho de aquello que pueda dañar o no a la Revolución pasa por la percepción de quien en un determinado lugar o nivel le toque decidirlo.

Entonces, como los árbitros de beisbol, según esa zona de strike entiéndase la percepción que esa persona tenga de que es estratégico o políticamente correcto; así se interpretarán nuestras palabras y, visto el caso, el rol de las blogosfera cubana.

Si la visión es estrecha, las alarmas son ultrasensibles ante el más mínimo atisbo de advertir las manchas del proceso, esgrimiéndose el consabido argumento de “se le está haciendo el juego al enemigo”, sobreviniendo los señalamientos o algo peor.

Igual cuando no hay lectura e intercambio, crece la vanidad de quienes a consecuencia de ser bloguero se creen dueños de espacios propios en la web, de todas las soluciones y terminan ahogando la misma diversidad por la que tanto pregonan. Nada… que todos los extremos son malos.

“El socialismo enfrenta una extraña paradoja como Estado revolucionario- explica Enrique Ubieta- , él mismo encarna la sospecha victoriosa ante el pasado, ante el mundo. Los jóvenes, sin embargo no conocen el pasado ni han vivido en otro mundo. Sospechan en primera instancia del propio Estado revolucionario. Sospechan de la sospecha: ¿habrá sido realmente malo el pasado?, ¿será realmente malo el capitalismo? ”.

Luego, en una de los reflexiones más iluminadoras que he leído en los últimos años, nos advierte a todos: “La solución no es obviamente coartar la sospecha, como intentaron inútilmente los socialismos este-europeos, sino entregarles la verdad, sin paternalismo e ingenuidades: compleja, contradictoria, revolucionaria, irremediablemente anticapitalista. Y cuando aludo al innato sentido anticapitalista de la verdad no excluyo la crítica que debe conducir a más socialismo”.

Tal vez como mismo los expertos en reglas del béisbol dicen que la zona de strike debe ajustarse al tamaño del bateador, así podríamos concordar las pautas establecidas sobre cuál es el lugar que cada cual tiene en esta lidia constante con esa “sospecha” a la que se refiere Ubieta; siendo más coherente a la hora de evaluar a cada cual pensado siempre en el sentido preciso, y momento,  de lo dicho.

One Response so far.

  1. Tunie says:

    Itsván, mano, me cuadró un mundo tu chispazo de comparar nuestros encontronazos con la censura con lo de la zona de strike. Recuerdo que lo escuché en Korimakao cuando el reporte de las clarias? (o qué bicho eran ustedes?). Bueno, lo oí y me encantó. Y también me encantó tu post, lo he leído dos veces. certero, como tú, siempre. un abrazo

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -