Posted by : István Ojeda Bello viernes, 5 de abril de 2013

De cómo Bill Clinton perdió una elección a causa de una oleada migratoria de cubanos; de unas negociaciones entre Cuba y los Estados Unidos dirimiéndose de una manera que escandalizaría a los más homofóbicos; o de cómo Joaquín Méndez, cuyo padre era un enemigo jurado de la Revolución, resolvió su disyuntiva de defender a un agente cubano. Bastan estas historias para calificar de imprescindible Los últimos soldados de la Guerra Fría, un delicioso libro salido de la pluma del escritor, político y periodista brasileño Fernando Morais, quien de paso venció mi inicial escepticismo con una obra que había, erróneamente, prejuzgado como “más de lo mismo”.

Especialmente porque lo anterior es apenas el contexto de la trama principal concentrada Los Cinco luchadores antiterroristas cubanos: Gerardo Hernández, René González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González.

¿Cómo fue la vida de los Héroes cubanos en EEUU? ¿A qué dilemas sentimentales tuvieron que enfrentarse para realizar su misión? ¿Se conocían entre ellos? Estas preguntas probablemente muchos de nosotros nos las hemos hecho desde que salió a la luz pública el caso de los Cinco, y ahora leemos sus respectivas respuestas, bien vale notarlo, por boca de un autor no cubano.

Morais elude con acierto la retórica y el discurso panfletario para mostrar simple y llanamente los hechos, unos más conocidos y los más no tanto.

Casi sin quererlo el autor deja entrever las duras condiciones en que se desarrolló el trabajo de estos hombres, bien distantes, por cierto, del cuadro que pintan los films de James Bond.

Ellos subordinaron sus vidas totalmente a la causa. Esa es una frase que hemos escuchado más de una vez; pero que ahora adquieren una exacta dimensión al tener de frente los mensajes que ellos enviaban a su Centro de Mando, en los cuales consultaban aspectos tan sensibles como la pertinencia o no de casarse y divorciarse, siempre teniendo en cuenta el objetivo supremo por el cual fueron comisionados en EEUU u otros países.

¿Fue en vano su esfuerzo? Para demostrar lo contrario ahí están los datos reveladores aportados por Morais: “La red de cubanos, 12 personas en total, permitieron que las autoridades del Archipiélago abortaran al menos 20 atentados contra su territorio y capturasen explosivos, armas y dinero. Se apresaron 30 terroristas entre los cuales había norteamericanos de origen cubano y ciudadanos centroamericanos”.

Además “con base a los informe de la red dirigida por Gerardo, el MINREX (Ministerio de Relaciones Exteriores) logró que la guardia costera instruida por el Departamento de Estado interceptase, al menos en tres ocasiones a embarcaciones cargadas de armas que se dirigían al litoral cubano a realizar atentados. Lo que redundó en la detención de 19 mercenarios casi todos luego liberados por el juez Lawrence King”.

Aun cuando pueda parecer un tanto impreciso el título escogido por el escritor por cuanto el conflicto de los círculos de poder de EE.UU., con las legítimas aspiraciones de autodeterminación del pueblo cubano sobrepasa los estrechísimos esquemas de la Guerra Fría; no cabe duda que el texto viene a llenar un vacío informativo e histórico importante sobre el caso de Los Cinco, también para los lectores cubanos. Si no, pregúntenle a mi madre quien no ha soltado el libro desde que cayó en sus manos hace casi un mes.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -