Posted by : István Ojeda Bello martes, 30 de julio de 2013

Cuando triunfó la Revolución Fidel nunca quiso vivir en el Palacio Presidencial. Raúl receló muchísimo del primer Gabinete del Gobierno creado en 1959, al punto de decirle a su hermano que él estaba dispuesto a quedarse en las montañas II Frente.

Ahora me está pasando algo parecido y no porque odie el asfalto o por algún espíritu cizañero. Quiero refugiarme en el sueño nacido allá en las faldas del Turquino y que fue “gozándose”, como se le dice de las plantas que crecen bien, y al que luego se le fue uniendo un montó de gente buena. Lo hago porque siento como mío también el futuro de la comunidad de blogueros que, aclaro, no nació en el Centro Martin Luther King.


Por eso no me gusta el resentimiento y la paranoia política (infundada o no), solo consiguen hacer aflorar la desconfianza cuando precisamente lo necesario era lo contrario.

Tampoco creo que sea saludable no querer ceder los espacios creados por mucho que se haya trabajado en ellos o sabotear los intentos unitarios con absurdos cuestionamientos típicos de un celo profesional.

¿No será más emocionante compartir?. Estamos frente a una aspiración de aunar no de establecer feudos particulares a los que simplemente hay que ingresar.

Lo que nutrió cada uno de nuestros encuentros en sitios tan mágicos de Cuba como la montaña más alta de este Archipiélago, bien cerca de una cascada que todavía me tiene con la boca abierta o entre las toneladas de historia de la Ciénaga de Zapata, no fue el propósito de hablar a nombre de los demás o verse usado inconsultamente para legitimar aspiraciones personales, sino las ganas de compartir ideas, dudas, miedos y aspiraciones, las mismas que flotaron en el aire en la noche mística del Martin.

Así ando yo ahora: de guerrilla. Y si para concertar espacios de socialización virtuales preciso de tomar partido en rencillas cortesanas de las que prefiero no hablar y mucho menos saber, o peor abandonar los sagrados valores que ya respiraba antes de plasmarlos en un papel.

Sería muy triste ver a BlogosferaCuba reducida a marcos estrechos de la virtualidad. Ella está viva en los encuentros y hasta en los juegos en plena madrugada. Por eso la articulación de mecanismo de comunicación o expresión pública de la comunidad no puede, pienso, convertirse en el principio y fin de todo. Apenas son eso, lo demás fluye en los post de cada uno y la maravilla de cada uno de los encuentros.

BlogosferaCuba puede salvarse. Y eso es lo que he estado haciendo durante varios días.

Al Martin llegamos y salimos con un principio claro que luego, opino, fue presa de la tozudez y las ganas de prevalecer. El liderazgo, creo, no se logra haciendo click en un SI o un NO.

¿Sectarismo? Al contrario porque tampoco me divierto echando a pelear unos contra otros o comenzar ningún tipo de debate bizantino, de los cuales ya hemos tenido bastante. Apenas escribo desde la irrenunciable determinación de ser fiel a cómo pienso.

Si fuera a levantar algún tipo de “sedición” no hubiera escrito nada, lo hago porque me importa, porque la quiero y solo puedo ofrecerle mis ganas de seguir luchando pase lo que pase.



Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -