Posted by : István Ojeda Bello martes, 8 de abril de 2014

Ciertamente no sorprende demasiado la suspensión de las ruedas de prensa durante la fase definitoria de la 53 Serie Nacional de Béisbol de Cuba. Las primeras señales de que tanto la Comisión Nacional como la Federación de dicho deporte, nos las tenía todas con esos espacios intercambio de managers y peloteros con los medios vino antes de comenzar las semifinales cuando se anunció que las conferencias serían grabadas, diciendo que luego, en la final, sí serían en vivo.


Sin embargo las tradicionales entrevistas de la televisión desde el terreno al concluir cada desafío fueron una señal cada vez más inequívoca de que ese era el único momento para escuchar a los ganadores, si porque rara vez los perdedores están dispuestos a hablar.
Mas, lo peor está llegando ahora tras la confirmación de que el silencio y la negación son la respuesta.
Desde Matanzas, el corresponsal de Juventud Rebelde dijo que “fuentes de la Comisión Nacional de béisbol confirmaron a este redactor que la no celebración obedece a una decisión de la dirección del INDER, de conjunto con la Federación Cubana de Béisbol y los managers de los equipos involucrados.”
“Lamentable, incongruente y difícil de comprender. Así es esta decisión que atenta contra muchas cosas, pero sobre todo desconoce el aporte que estos encuentros —aun con todas sus imperfecciones— hacen a un espectáculo con el cual todos debemos estar comprometidos”, opinó
El comentarista de Cubadebate Michel Contreras la calificó como incomprensible. Es un paso atrás en el camino a la excelencia de las transmisiones beisboleras”, indicó.
“Aquí en Matanzas llegamos con la noticia de que estaban programadas, pero al entrar al estadio nos dijeron que no habría. Por mucho que indagamos en la sala de prensa, nadie sabía por qué, ni quién lo había dispuesto, aunque Antonio Díaz Susavilla, vocero de la Dirección Nacional de Béisbol, expresó a Granma que se trataba de una decisión colegiada entre la Dirección del INDER del país y los mentores de equipo”, relató Oscar Sánchez, de ese diario.

Antes se preguntó: “Cómo entender que se prive a las aficiones pinareña, matancera y de toda Cuba, como ya ocurrió en las semifinales, de ese espacio de intercambio con los periodistas, mediante los cuales el pueblo conoce los valores de estos hombres que noches tras noches llenan estadios y corazones desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí. A muchos de ellos los he visto ante esos micrófonos expresando la vergüenza deportiva que llevan dentro, el compromiso con quienes llenan las gradas”.
“A estos dos mismos mentores los hemos visto en conferencias de prensa en eventos internacionales defender la dignidad de nuestro deporte ante preguntas que nada tienen que ver con la emulación pacífica de una competencia deportiva”, agregó.
Muchas lecturas puede tener la supresión de las conferencias de prensa. La primera que es la negación de la intensión de las máximas autoridades del país de construir una política comunicacional en las instituciones y directivos basada en el acceso habitual de los cuadros de dirección a los medios, para lo cual estos contactos con la prensa son necesarios.
También se siente como un intento por coartar el derecho de los medios a opinar pues si bien es cierto que varios periodistas comentamos sobre los desaciertos y aspectos perfectibles, por ambos lados, de las conferencias durante la Serie 52, siempre fue partiendo del principio de mejorar lo ya logrado. Pero la respuesta fue abrupta, quien sabe si diciendo “recojan ahora el resultado de criticar”.
Es como si para quienes rigen los destinos del pasatiempo nacional no fueran muy trascedentes los juicios de la prensa. Reiterándonos que no están muy dispuestos a escuchar ni el más mínimo cuestionamiento a sus decisiones. ¿Será por eso que los directos de los equipos estuvieron de acuerdo? ¿Porque generalmente los colegas especializados en béisbol los inquirían sobre tal o más cual decisión tomada en el juego? 
Lo peor de esta historia es el precedente de secretismo pues están homologando la licitud de negarle al público de golpe y porrazo la oportunidad de conocer y escuchar a los decisores asumir su responsabilidad ante una eventual derrota, por solo citar una de las vertientes más polémicas del asunto.

Si esto está ocurriendo en algo aparentemente aséptico políticamente como el béisbol qué no podrían hacer, escudados en estos hechos, los enemigos de brindarle a las audiencias  información veraz sobre la economía y otros aspectos de la vida del país mucho más definitorias para toda la nación. 

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -