Posted by : István Ojeda Bello jueves, 24 de abril de 2014


Ahora mismo recorre el país un grupo de dirigentes políticos y de las principales organizaciones estudiantiles y de masas con un propósito cuanto menos calificable de ambicioso: darle un giro significativo a la manera de asumir la prevención y el enfrentamiento a prácticas nocivas de la ciudadanía como el incumplimiento de las normas de sanidad, conductas impropias en lugares públicos y el maltrato al entorno o a la propiedad social.

Según lo expuesto aquí por Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Carlos Rafael Miranda Martínez, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Segundo Ejercicio Nacional de Vigilancia y Control a las indisciplinas sociales, previsto para mayo será el último, pues la intención es hacer sostenible en el tiempo el empeño por erradicar las violaciones de disciplina social, así como el fomento de la educación formal y el respeto a la legalidad.

Entonces lo que parecía ser un contacto tradicional entre dirigentes a nivel nacional con sus homólogos de la provincia para “descargar” orientaciones fue algo diferente pues precisamente, dijeron, la novedad está en el énfasis que se pretende darle a la creatividad, a la negación de las recetas inamovibles y a la articulación de acciones conjuntas y pensadas para que en cada sitio en específico, se encuentre la mejor manera de sensibilizar a actores sociales comunitarios con un asunto como este, altamente priorizado por la máxima dirección de la Revolución.

Por eso, insistieron, no habrá un llamamiento nacional, ni partes diarios, ni camisa de fuerza imponiendo fecha de inicio, ni la obligatoriedad de llegar a cada lugar con el mismo discurso: Si aquí lo aconsejable es música, bien; si allá una charla sobre salud reproductiva o contra la violencia, también; si a cuyá lo ideal es organizar encuentros deportivos, igual de válido.

Ya en diciembre pasado se notaron indicios de cambios cuando se produjo el primer ejercicio ya que a las habituales reuniones de los Comités de Defensa de la Revolución en barrios y comunidades rurales se unieron dúos de estudiantes universitarios en una clara intención de involucrar más a la juventud en los problemas del barrio.

Sin embargo ahora están participando en la preparación no solo los jóvenes de los centros de altos estudios y los CDR de cada territorio, sino también el resto de las instituciones y organizaciones que puedan incidir en el entorno más estrecho de las personas.

El mensaje trae también varios adjuntos interesantes como el de tener en cuenta las insatisfacciones y reclamos populares de diversa índole, así como potenciar proyectos de extensión universitaria que involucren al profesorado de los centros de Educación Superior y la investigación científica que allí se hace.

Desde luego hacer realidad ese propósito renovador, proactivo e inclinado a la flexibilidad responsable plantea un importante desafío para los mecanismos tradicionales de todas las organizaciones políticas y de masas, especialmente en sus niveles más sencillos, quizás demasiado acostumbrados a las intervenciones esporádicas con vestido de feria dominical.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -