Posted by : István Ojeda Bello domingo, 11 de mayo de 2014

Dicen que es mejor poner en parche antes de ver salir en hueco en el vestuario, sin embargo en al menos tres ocasiones recientes varias instituciones y ministerios cubanos parecen no haber aprendido la lección y tuvieron que salir a hacer unos “controles de daños” que pudieron evitarse con información oportuna.

Frente a audiencias muy instruidas y cada vez menos calladas no parece muy sensato pretender que no está pasando nada cuando productos de amplio uso como desodorantes, preservativos y cervezas sin explicación previa desaparecen de los anaqueles.

Después de meses haciéndose notar cada vez más el desabastecimiento de productos de aseo e higiene indispensables para la población y solo ante las gestiones de la prensa, fue que reaccionaron los ejecutivos de los ministerios de Comercio Interior, de Industrias, del Grupo Empresarial de la Industria Ligera y de la Unión Suchel.

Aunque se negaron a admitir el desabastecimiento aduciendo tecnicismos de porcentajes, ciertamente respondieron y explicaron las razones de la ausencia del mencionado producto. La más importante que la cuantía no producida se debió a que “a finales del año, por problemas de financiamiento para adquirir la materia prima de la producción total del 2013”.

Entonces si antes de que terminara el año ya sabían que no llegarían a la cantidad de desodorantes previstas ¿por qué no informaron a tiempo y de paso se evitaban los rumores como el supuesto cierre de Suchel?

Dos meses después la falta de previsión informativa volvió a cobrarse una nueva víctima: Ministerio de Salud pues el periódico Trabajadores informaba de la falta de preservativos en la provincia de Santiago de Cuba.

El doctor Ramón Suárez Ramírez, director del establecimiento en el mencionado territorio de suministros médicos le dijo a ese semanario que “la distribución y comercialización de condones debe estabilizarse a partir del segundo trimestre de este año, beneficiadas por la llegada de envíos contratados en el exterior, así como por el proceso que actualmente se desarrolla de remarcar la fecha de vencimiento de los que están almacenados en la provincia”.

¿Por qué remarcamos la palabra volvió? Resulta que los problemas de escasez de condones databan de no eran tan recientes a juzgar por lo publicado por el diario Juventud Rebelde en su edición del 30 de marzo de 2013.

En ese entonces el doctor Manuel Santín Peña, director nacional de Epidemiología del MINSAP declaró que “el consumo mensual de esos protectores en el país es de 3,4 millones, cifra que no se cubrió en los meses señalados (noviembre y diciembre de 2012), pues el producto se encuentra en un proceso de rectificación de su fecha de caducidad, mediante el etiquetado del mismo en los talleres de la UNIL (Unión Nacional de Industrias Ligeras)”.

“Se han tomado las medidas pertinentes para evitar que se repita esta situación, estabilizando de inmediato el abastecimiento nacional de condones, para continuar contribuyendo al enfrentamiento de las infecciones de transmisión sexual y el VIH/sida”, aseguró el directivo.

Un año después la situación se repitió, lo cual hasta cierto punto puede comprenderse pues los imprevistos son precisamente, un hecho que no se espera, pero, de nuevo si la prensa no pregunta probablemente el MINSAP nunca hubiera dicho nada al respecto.

Como si las barbas de dos vecinos ardiendo no hubieran sido suficientes para poner las propias en remojo, solo las reiteradas quejas de los consumidores hechas públicas en los medios provocaron la respuesta de la Empresa Mixta Bucanero S.A. ante la inocultable ausencia de cerveza de producción nacional en la red minorista del país.

“La Corporación CORALSA y la Empresa Mixta Bucanero S.A. reconocen que no fueron oportunos en brindar información a la población sobre la situación productiva de la entidad y la afectación en el abastecimiento al mercado”(el subrayado es nuestro), declaró Jean Stevenardt al rotativo Granma. Sobran los comentarios…

De nuevo es preciso insistir que no condenar por los inadvertidos vaivenes que seguramente viven cotidianamente empresas o ministerios; pero quizás estemos de acuerdo en que estos tres ejemplos ilustran la urgencia de una política comunicacional coherente tanto en los órganos de la administración central del Estado como en sus dependencias inferiores, para que brinden información oportuna al público; tal y como ha insistido el vicepresidente Miguel Díaz-Canel.

Y no es que la información oportuna vaya a hacer menos incómodo para la ciudadanía que productos de amplia demanda desaparezcan de la oferta, pero darlo a conocer a tiempo al final obrará mejor para credibilidad de los involucrados que hacer como si no pasara nada y luego tener que salir a dar explicaciones tardías.

2 Responses so far.

  1. Anónimo says:

    Bueno Itsván, tienes razón en parte, en otra no--según considero--.
    No sé en tu provincia, pero aquí en La Habana, la menor señal de escasez se convierte en "fiesta" para los especuladores y en "histeria" para nuestros bolsillos que no dan más.
    Considero que este tanto es, en efecto, positivo para la prensa, que cumpliendo su función como intermediaria entre el pueblo y las estructuras de poder, están exigiendo explicaciones y que hablen los responsables. Pero el meollo está en por qué fallaron los pronósticos y sobre qué bases se diseñó un financiamiento que no se completó o no llegó, que es en definitiva, lo que está provocando estas insoportables escaseces, las que al final, van contra el propio Estado cubano. Me explico: un incremento de SIDA o de enfermedades venéreas, o interrupciones de embarazos, dispara los gastos en el presupuesto de Salud Pública (eso para estar "a tono" con la mentalidad económica) y es SOBRE TODO, LA DESGRACIA PARA LOS HOGARES CUBANOS, para la familia.
    Tengo un hijo de 18 años, con toda la testosterona del mundo y si no tiene condón...¿a qué saco roto caerán toda nuestra educación y todos nuestros desvelos por su vida, su salud, su educación y su reproducción responsable?
    Sí, creo que hay que informar y las autoridades tienen LA RESPONSABILIDAD de buscar las respuestas CREATIVAS e informar estas últimas A TIEMPO, sean cuales sean o fueren y con FECHA DE CADUCIDAD DE LA MEDIDA.
    Digo esto, porque si se avisora una crisis con los condones, entonces no pueden estar vendiéndose sin restricción, porque ya sabemos que hasta los propios muchachos los compran para usar como globos para fiestas. Una llamada a tiempo al centro de los hogares puede, si no resolver, al menos AYUDAR y EDUCAR. Y en cuanto a lo de las fechas, resulta importante, porque...¡ÑOKKKK!, cuando se toma una restricción suele ocurrir que se instaura de por vida... CONTRA ESO TENEMOS TAMBIÉN QUE ESTAR ALERTAS Y COMBATIR.
    Muchas veces tengo la percepción de que más allá de la crisis económica y financiera que indudablemente afrontamos, adolecemos de enfoque sistémico para enfrentar todos los problemas. Si todas las instituciones y sus empresas tiran y ven sólo lo que les toca, al final el perjudicado es el pueblo y la Seguridad Social que le corresponde recibir del Estado. Y ahí volvemos al asunto de la serpiente mordiéndose la cola.

    En fin, gracias por tu post y por la posibilidad que brinda de comentar un tema que nos compete a todos. Saludos, Marta

  2. ay Ojeda contra eos no hay quien pueda , ahora mismo recuerdo una vez que tuve que explicar a la gente que no habia carne de dieta a pesar d euq ele carnico habioa cunplido su plan de producccion , como les explicaba que era " distribucion ancional " y eso no le tocaba a la provicnia , con que cara !!!!. un ebso grande se te quiere

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -