Posted by : István Ojeda Bello lunes, 23 de marzo de 2015



Por segunda vez OnCuba ha tocado en sus páginas el sensibilísmo tema de la colaboración médica cubana. Ahora, yendo en profundidad sobre el conflicto que, afirman, sigue agravándose entre los colaboradores de la salud de Cuba que laboran en Brasil y su Ministerio en torno a la permanencia o no en suelo brasileño de los familiares de aquellos.

Obviamente el mencionado medio de comunicación tiene entre sus prioridades qué ocurre con los profesionales de la atención médica de este país que ahora mismo laboran fuera de fronteras. Una prioridad que, venido el caso, no lo diferencia del resto del concierto mediático doméstico aunque haya quien crea lo contrario. Inquirir sobre sus motivaciones para hacerlo sería el camino más fácil y, quizás, hasta políticamente correcto dirían, sin embargo  nos apartaría de las esencias más importantes. Lo sería también emplear todas las energías en averiguar quiénes filtraron la información a OnCuba, algo que podría tener algún sentido pues obviamente había un acuerdo de confidencialidad, pero sería, de nuevo, quedarse en la superficie.


A todas luces la revista ha presentado pruebas contundentes mediante documentos, y testimonios que bajo condición de anonimato prestaron varios médicos. Es el resultado de una investigación acuciosa, bien fundamentada y sobre la cual prometen continuar.

Curiosamente el Ministerio de Salud de Cuba desde enero pasado tuvo la oportunidad de salir, al menos, a hacer "control de daños". En ese entonces bajo el titular Cuba exige retorno de familiares de médicos cubanos en Brasil, OnCuba había dado cuenta de la situación creada, asegurando que “El Ministerio de Salud Pública de Cuba habría lanzado un ultimátum a los médicos que trabajan en Brasil, para que sus familiares acompañantes regresen a la isla antes del próximo domingo o de lo contrario los galenos serán expulsados de la misión.”  

Si dos meses atrás podíamos suponer que se trataba de un asunto menor; en este momento ya no lo es pues obviamente los afectados no encontraron otra salida que ventilar públicamente su situación. 

Pero ni entonces ni ahora el MINSAP ha dicho una palabra, y eso, francamente no ayuda porque el silencio les da la razón a quienes le critican lo que parece ser una disonancia entre sus disposiciones internas y las leyes migratorias del país. No responder agudiza el conflicto y el malestar. 

Que la controversia no se esté ventilando en los soportes tradicionales de los medios de comunicación del país no significa que la opinión pública no se entere. Recordemos, una vez más, que quedaron atrás definitivamente la omnipotencia de la televisión, la radio y la prensa escrita clásicas sobre los públicos en este Archipiélago y no sería descabellado suponer que el caso se esté comentando en segmentos más o menos grandes de las audiencias cubanas.

Así las cosas no darse por enterado no parece una respuesta inteligente a un problema que está poniendo en entredicho una de las expresiones más importantes de la política exterior de la Revolución: la colaboración médica en el extranjero.

A falta de otra explicación no queda menos que pensar que se ha vuelta chocar con la piedra de pretender mantener bajo control a los profesionales más calificados de la peor de las maneras: a la fuerza.

Si pretendemos avanzar hacia una nación que aproveche la calificación de su capital humano haciéndola una fuente de ingresos digna de orgullo, profesionales que, como en este caso, tienen lazos fuertes con su país de origen; entonces mejorar sus condiciones de vida durante sus períodos de trabajo fuera de fronteras no los alejará de su patria, todo lo contrario. 

Un colega decía refiriéndose a algo tan cubano y reflejo de nuestro país como el béisbol, que ese deporte exigía  “prosperidad y desenvolvimiento, en lugar de razones para la tirantez”, quizás la colaboración médica también lo necesite.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -