Posted by : István Ojeda Bello viernes, 12 de febrero de 2016


La reunión del Papa Francisco y el Patriarca Kirill volvió a colocar en los titulares de los medios internacionales a la capital cubana. El suceso no debe ser entendido únicamente como la confirmación de que Cuba esté de “de moda”, es la coronación de un largo y no concluido proceso en el cual católicos y ortodoxos rusos hacen causa común.
El encuentro de ambos clérigos dice a las claras que América Latina importa a dos de las iglesias más grandes dentro de la cristiandad contemporánea. La elección de La Habana como sede de la primera plática directa en casi mil años, no fue casual pues el gobierno cubano ha sabido llevar a la política lo evidente en geografía: que dicha ciudad es un punto donde confluyen las rutas de muchos.

La frase de elogio del Papa no dejó lugar a dudas: Cuba facilitó el acercamiento entre ortodoxos rusos y católicos a lo largo de los años que duraron las negociaciones. El que Raúl Castro haya visitado Roma al regreso de su viaje a Moscú en mayo pasado adquiere ahora un sentido nuevo pues seguramente un eventual encuentro entre Kirill y Francisco habría figurado en los puntos ocultos de la agenda de la charla entre el Sumo Pontífice y el mandatario latinoamericano.

El camino que juntó a Francisco y Kirill en la mayor urbe de Cuba pasa por la compresión mutua de que hay asuntos en los que urge la concertación de acciones. Son razones suficientes para sentarse a conversar la persecución que están sufriendo los cristianos a manos del fundamentalismo en el Oriente Medio y el positivo papel que pueden desempeñar ambas iglesias para traer estabilidad en otros escenarios compartidos y sumamente convulsos como Ucrania.

Tanto la Santa Sede como el Patriarcado Ruso coinciden en otros tópicos de aguda controversia social como lo son en su oposición al matrimonio igualitario, la secularización de las sociedades contemporáneas, a la eutanasia y a determinados adelantos en el campo de la biotecnología. Asimismo están de acuerdo en la defensa del medio ambiente y en cierto cuestionamiento al actual ritmo de consumo de la humanidad.

Como se ve, por encima de los desencuentros teológicos aún subsistentes en asuntos de política social ambos líderes tienen muchos otros puntos en común y han sabido eludir las cuestiones que los podría separar en aras de promover la paz universal.

Jorge Bergoglio ya es un “viejo conocido” para el hemisferio pues desde su asunción a la autoridad suprema dentro de la Iglesia Católica ha cruzado en tres ocasiones el Atlántico en una evidente relanzamiento de la institución que representa. Justamente desde la zona donde, todavía, tiene una base social importante. Su estancia en Brasil primero; luego su recorrido por Ecuador, Bolivia y Paraguay, su periplo por Cuba y los Estados Unidos; y ahora los cinco días de visita a México; dicen a las claras que el Sumo Pontífice está apostando por encontrar apoyo a sus ideas de renovación del mensaje católico, removiendo los cimientos de las congregaciones más grandes dentro de toda la feligresía que tiene al papado como su guía espiritual.

Por otro lado ¿Qué propósitos moverían al patriarca de Moscú y de todas las Rusias a dejar por unos días las inmensas estepas de Europa Oriental? Además de las opiniones ya descritas que comparte con el Vaticano. El regreso de Kirill a La Habana grafica el renovado interés de amplios sectores de la sociedad rusa actual por recomponer de una manera diferente la relevancia que una vez tuvo esa cultura más allá de sus espacios tradicionales. Nótese que antes de su promoción, Kirill fue el jefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Patriarcado, de manera que su conocimiento de la política global es amplio y en consecuencia estaría dándole una proyección más hacia el exterior a la iglesia bajo su mando. Propósito este último que sería compartido por el Papa Francisco.

De manera que tenemos ahora mismo a los representantes de mil 300 millones de fieles cristianos recorriendo América Latina y ese, es un hecho notable con escasos precedentes en la historia.



Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -