Posted by : István Ojeda Bello miércoles, 25 de enero de 2012

La vida nos ha dado la oportunidad de ver, en un instante, los dos extremos de una misma historia de las campañas mediáticas orquestadas contra Cuba en los dos últimos años, pero con protagonistas diferentes. Así, mientras vive sus minutos de esplendor mediático la viuda de Wilmar Villar, se hunde en el olvido de sus patrocinadores Reina Luisa Tamayo, la madre de Orlando Zapata.



Contrastes
Era el 8 de junio de 2011 cuando llegaba a Miami Reina Luisa Tamayo, llevando consigo las cenizas de su hijo, cuyo fallecimiento había servido para condenar Cuba en los medios como “violadora” de los derechos humanos.

La señora apenas se veía entre tantos micrófonos tras su arribo al sur de la Florida, precedida de un verdadero culebrón con despachos casi diarios, sobre sus trámites migratorios. Ella asumió con gusto el rol, no tanto por si dolor de madre lo cual estaría justificado, sino como vocera de cuanto argumento encajaba en el esquema difamatorio contra el gobierno cubano.

Tras poner un pie en Miami, Reina Luisa Tamayo fue objeto de todo tipo de homenajes y agasajos pues, a fin de cuentas, era la “sufrida progenitora” que llegaba a la tierra de las oportunidades. En ese entonces le llovieron las promesas de todo tipo de ayudas, las cuales le hicieron suponer que su vida en los Estados Unidos sería un lecho de rosas.

Incluso en novimebre de 2011 Rogelio Zapata Tamayo, el hijo mayor de Reina Luisa molesto porque ya en ese momento hacían aguas las promesas económicas dijo a la prensa: "Todo se vuelve política. Yo no como política, yo no siembro política...ya yo lo que viví en Cuba, yo lo hice en Cuba. Mi objetivo principal aquí es trabajar". Empero sus palabras se cayeron en vacío.

Roma paga sus traidores, pero no para siempre 
A menos de un año Reina Luisa Tamayo, se está encontrando con la cruda realidad de que las palabras se quedaron precisamente en eso. “Vivimos nueve personas en una sola casa, pero no nos alcanza el dinero para pagar la renta de dos mil 300 dólares mensuales, más el resto de las cuentas agua, luz, teléfono, y comida, entre otras” dijo ante las cámaras de un canal televisivo local.

Sencillamente ella obvió un detalle crítico: su papel tenía sentido dentro de Cuba, ahora en territorio estadounidense es simplemente una emigrada. Más o menos lo mismo que les ocurrió a quienes esperaban darse la gran vida en España tras ser puestos en libertad en Cuba en 2011.

Ahora la vedette de los medios anticubanos es Maritza Pelegrino, esposa de Wilmar Villar, fallecido el pasado 19 de enero, en un episodio utilizado ahora para condenar a Cuba en el terreno de los derechos humanos.

Maritza, quien por obra y gracias de la prensa malintencionada ya rápidamente paso de la categoría de “viuda” a la de “activista”, engrosó rápidamente las filas de las Damas de… Verde.

Aunque aún no se sabe si con certeza estará pensando en emigrar a los Estados Unidos o si, mirándose en el espejo de Reina Luisa Tamayo, permanecerá en su país de origen pues a fin de cuentas el mercenarismo contra Cuba es mucho más rentable desde dentro, donde las migajas que reciben desde el exterior tienen un poder adquisitivo mucho mayor.

Igual bien le vendría recordar que la fama en medios anticubanos, fácil llega… y fácil se va.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -