Posted by : István Ojeda Bello jueves, 23 de febrero de 2012

Como un torrente llegaban a mi escritorio virtual los “twitts” avisando que la policía valenciana la emprendía a porrazos contra un estudiantado que solo exigía más fondos para un sistema educativo ahogado por los recortes presupuestarios. Sin embargo no solo los jóvenes fueron apaleados sin misericordia por los agentes represivos también varios reporteros resultaron golpeados, mientras que la cobertura de los medios españoles a esos acontecimientos puso en entredicho la retórica liberal habitualmente usada contra Cuba.

Si las redes sociales, blogs, medios alternativos y diarios como El Público desplegaron todos sus recursos para destacar la importancia de las protestas, los representativos de los grandes conglomerados mediáticos como El País y ABC, por ejemplo, optaron por distanciarse artificialmente de los hechos, asumiendo una postura de “objetividad” pésimamente disimulada.

De hecho El Público podría ser el arquetipo de sí hicieron hincapié en el sustrato social de la protesta, más allá de la ruptura de la normalidad que obviamente significan; siendo además uno de los primeros en informar, no solo de la crudeza de la embestida policial contra los alumnos del Instituto de Secundaria Lluís Vives, sino también de las agresiones a los reporteros en el terreno.

“Al menos una redactora de RNE y un fotógrafo de La Vanguardia también han sido agredidos por la Policía, según han denunciado ambos medios en sus respectivas webs”, criticaba el rotativo.

Al día siguiente cuando toda España fue escenario de marchas en solidaridad con los estudiantes valencianos el titular de El Público “Valencia se blinda con libros para defenderse de las porras”, contrastaba con el empleado por El País quien solo destacó lo irrebatible “Miles de estudiantes salen a la calle en la protesta más masiva”; mientras que ABC parecía más preocupado por la reputación nacional: “Las protestas de Valencia, al minuto: Rajoy: «No podemos dar una imagen que no es la de nuestro país»”, decía citando las declaraciones del gobierno.

Otros prefirieron mostrar a los manifestantes como una turba. “Los estudiantes radicales seguirán «quemando las calles de Valencia»”, apuntaba La Gaceta, o como La Razón, haciéndose eco de las alegaciones de la policía de que “casi todos los detenidos en Valencia pertenecían a colectivos independentistas de izquierdas”.

Criminalización de la protesta, otra vez
Con sospechosa frecuencia es Cuba la colocada en el banquillo de los acusados por organizaciones como Reporteros sin Fronteras (RSF) por supuesta parcialidad de sus medios para reflejar la realidad, sin embargo poco o casi nada se ha dicho de las protestas de los periodistas valencianos por las presiones de que fueron objeto para que tergiversaran lo que estaba ocurriendo allí.

El 21 de febrero los trabajadores de la televisión y radio públicas de Valencia aseguraron mediante un comunicado conjunto que “los informativos de Canal 9 y Radio 9 están ofreciendo una información tergiversada de las protestas estudiantiles que desde la semana pasada se viven en el centro de Valencia”.

Precisaban que “las ediciones informativas de la televisión y la radio públicas siguen el mismo hilo argumental y visual: Ocultan intencionadamente todas las imágenes de los golpes y la brutalidad policial contra los estudiantes del IES Luis Vives. (…) no se informa que entre los heridos hay periodistas de diversos medios. Se descontextualizan las causas de los hechos reduciéndolos a sólo «disturbios» y «incidentes». Se esconde el por qué de las protestas: los recortes en la enseñanza aprobadas por el Consejo y la falta de calefacción”. (…) y “Se intenta deslegitimar las protestas de los estudiantes asegurando que no están «autorizadas», cuando en la realidad lo único que no están es comunicadas”. Así por ejemplo apenas se dio a conocer que la policía robaba información sobre los pacientes, impidiéndoles a los médicos hablar con la prensa.

Punto por punto esta denuncia confirma que los poderes mediáticos no han renunciado a un esquema informativo criminalizador de las protestas sociales, no importa si estas tienen lugar en América Latina en Europa o los Estados Unidos. Al tiempo que prueba los dobleces de organizaciones pretendidamente neutrales que pasan por alto lo que ocurre en su traspatio porque se han especializado en condenar a países como Cuba y Venezuela.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -