Posted by : István Ojeda Bello domingo, 24 de abril de 2016



Andrés Gómez no quiere saber de los juegos de azar. Su suerte la reserva para estar vivo; y sus razones tiene, porque defender en la Revolución Cubana desde los Estados Unidos, en particular en Miami sigue siendo una postura peligrosa. Aunque muchos pretendan olvidarlo el terrorismo sigue ahí, alerta, por eso cada una de las actividades que realiza con la Brigada Antonio Maceo (que pronto cumplirá 39 años)  o con la Alianza Martiana, tiene que ser coordinada con la oficina local del Departamento de Seguridad Interna.
Su sagacidad y afán de seguir conociendo a una Cuba siempre en su corazón revela que en este hombre maduro hay mucho todavía del joven que a finales de los 70 regresó a su país natal para reencontrase con sus raíces y recomponer unos lazos nunca más truncos. Por eso niega el  calificado como cubamericano.  ¡Soy cubano! aclara siempre.
 “Es imposible conocer la historia de Cuba y no ser un patriota. Y es imposible ser patriota sin ser martiano y sin ser fidelista, sin ser de esa ala radical que representaron en su momento también Maceo y Máximo Gómez” dice para explicar cómo llegó a las posturas políticas que tantos riesgos les ha granjeado desde su juventud.
Concebido para continuar en la lucha por el regreso de los héroes antiterroristas que estaban presos en EE.UU.,  con el 17 de diciembre de 2014, su recorrido por la Isla se tronó en intercambios con estudiantes, artistas, y otros sectores de la sociedad cubana para comentar su visión sobre qué está significando el nuevo escenario en las relaciones entra Cuba y los Estados Unidos. De su conversación con grupo de periodistas en Las Tunas son estas palabras…



(ISTVÁN OJEDA) Tres en una para aprovechar el tiempo: Usted vivió el anterior proceso negociador durante la administración de Carter ¿Qué diferencia encuentra entre ambos? Dos: ¿cómo ha visto la comunidad cubana en Estados Unidos este proceso hacia una eventual normalización? Y tres: Bajo estas nuevas condiciones ¿Qué futuro tendrán los políticos de derecha de origen cubano frente a esta intensión del gobierno de EEUU de cambiar su modo de lidiar con la Revolución Cubana?

(ANDRÉS GÓMEZ) El proceso bajo el gobierno de Carter en realidad no tuvo tiempo de desarrollarse. Fue muy importante en términos de haber restablecido los contactos a nivel de secciones de intereses pero en términos de política internacional eso no se consideran relaciones diplomáticas. En ese entonces no se llegó a las relaciones por varias causas, la guerra en Angola, sobre todo por el Mariel y que Carter perdiera las elecciones en 1980.
Obama en el discurso en el Gran Teatro de La Habana dijo que en un principio la comunidad cubana en Miami estaba opuesta a su iniciativa con el gobierno cubano. Eso no es verdad. Precisamente él puede tomar esas decisiones porque la emigración cubana en el sur de la Florida cambió su composición demográfica. Y eso le demostró a los partidos políticos en EE.UU. que una nueva composición política y por tanto electoral existían en el sur de la Florida.
En la Florida, según los datos del Buró de Censos vivimos la mayoría de lo que esta calidica como cubanos que incluye tanto a que nacimos en Cuba como a sus descendientes. . En 1960 cuando mi familia y yo salimos de Cuba, salieron 130 mil personas, más o menos la misma cantidad que en 1980 cuando el Mariel. Con la diferencia de que esos que salieron a inicios de los 60 pensaban regresar rápidamente cuando cayera la Revolución. Pero de esa primera oleada vamos quedando cada vez menos.  ¿Quiénes son la mayoría? Los que han emigrado desde 1980 al presente.
Desde 1995 Estados Unidos se comprometió a otorgado un mínimo de 20 mil visas a los cubanos que quisieran emigrar. En los últimos años han sido más de 30 mil las visas otorgadas. Esa gente, se estima por el propio Buró del Censo, la mitad se han hecho ciudadano americano. ¿Y cuál es la importancia de eso? Que pueden votar. El 67 por ciento de los cubanos inscritos para votar en la Florida, vota; ese índice es más alto incluso que el de los propios norteamericanos allí.

Apoyen o no la Revolución, su problema es su familia y amigos en Cuba. Están en contra del terrorismo, quiere poder venir y visitar su país o incluso vivir aquí tras los cambios en las leyes migratorias cubanas en enero de 2013. Eso es importante porque cambió por completo el concepto de qué es un emigrado como lo entendíamos hasta ahora; porque ya puedes venir cada 24 meses y seguir siendo ciudadano cubano. Todo eso influyó en por quién vota la comunidad cubana.
El 67 por ciento de todos los cubanos que vivimos en Estados Unidos vivimos en el condado Miami Dade, es la concentración más grande de emigrados del país. Cuando Obama aspiró por primera vez a la presidencia en 2008 había un cuento aceptado por todos de que la derecha cubana controlaba los votos cubanos en la Florida. Eso era verdad hasta cierto punto porque no había el dinero suficiente para movilizar el voto cubano que ya estaba dispuesto a aceptar una nueva política con Cuba.
Cuando en 2008 Obama dijo que si era electo les devolvería a los cubanos de la Florida su derecho a viajar a Cuba, un sector importantísimo de la comunidad cubana votó por él. Recuerda que la administración Bush había restringido hasta el absurdo las posibilidades de viajar y eso causó un gran malestar. Entonces el voto cubano le garantizó la Florida a Obama y eso cambió por completo la posición de EE.UU. con respecto a Cuba y destruyó la excusa de que si cambiaban la política perdían la Florida. En la reelección de Obama pasó lo mismo. Hay encuestas que demuestran que la cantidad de cubanos que se dice miembro del Partido Republicano ha bajado.
Entonces no es verdad que Obama tuvo que convencer a la comunidad cubana de la necesidad de una nueva política, fue él quien se aprovechó de esa situación para dar los pasos que dio.
Por nuestra parte, el sector radical y progresista, siempre hemos abogado por el restablecimiento de las relaciones entre ambos países y hemos exigido el fin de terrorismo de Estado contra Cuba y contra quienes apoyamos a Cuba. Luchamos por el derecho a viajar a Cuba. No somos mayoría ni mucho menos pero sí reflejamos las opiniones de una mayoría que no se manifiesta más porque existe el terrorismo y los terroristas viven en Miami. Es cierto, ya puedes decir que vienes a Cuba y no perder el trabajo pero la gente sigue temiendo meterse en asuntos que le traigan problemas. Pero el apoyo al cambio de la política es mayoritario.
Hay políticos que siguen diciendo que Cuba tiene que ceder y eso está presente. Ellos siguen empeñados en que Cuba tiene que pagar por haber hecho una Revolución, por eso ellos no ha dicho borrón y cuenta nueva sino que siguen insistiendo en ir gota a gota para ver hasta cuando la gente aquí apoya al gobierno cubano.
Esos políticos de derecha de origen cubano fueron una idea creada durante el gobierno de Reagan. Ellos van dejar de tener influencia sencillamente porque no van a tener dinero. Todavía para el año que vienen habrá 20 millones para los programas de subversión contra Cuba. Analistas como Tracy Eaton dicen que solo el 15 por ciento de los dineros presupuestados para eso llega a su destino. Yo creo que es menos.
Todo es parte de un gran negocio que incluye comprar a los congresistas. El gobierno de Obama mantiene esos dineros pero en cualquier momento se los quita, como les hicieron a Mel Martínez y Lincoln Díaz-Balart. Esa derecha está en bancarrota política, como Marco Rubio que perdió el Estado de la Florida y tuvo que retirase de su aspiración de ser presidente. 


 (ZUCEL DE LA PEÑA) ¿Qué le pareció lo más inquietante de lo que dijo Obama en Cuba? ¿Cree que estamos preparados para enfrentar eso?
(ANDRÉS GÓMEZ) No tengo la menor duda de que el pueblo cubano tenga la capacidad de enfrentar esta situación como ha enfrentado 57 años de política de guerra. Ahora, ¡hay que cambiar!, sobre todo, el trabajo político. Hay que explicar más. Esto no se puede hacerse sin explicaciones. Nunca se hizo sin explicaciones. Fidel todo tiempo estuvo explicando que era imprescindible para que este pueblo tuviera conciencia para mantener y desarrollar todo lo hecho aquí. Solo eso explica que este pueblo se haya podido unir para enfrentar las agresiones.
La cuestión es movilizar y explicarle al pueblo todos los días, sin teques. Ahí nos va la vida misma. Esta es una situación nueva. Estábamos acostumbrados a la mentalidad de plaza sitiada. Eso acabó por ahora. Entramos en un período diferente donde no hay guerra pero tenemos que aprender a ganar la paz.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -