Posted by : István Ojeda Bello miércoles, 3 de junio de 2015


De la Lombardía italiana y un poquito más allá, regreso con la sensación extraña que origina el silencio enajenante del Primer Mundo y los paisajes de postal en lagos, montañas y llanuras. También, sintiendo todavía el calor de la hospitalidad sincera de los compañeros de la Asociación de Amistad Italia-Cuba. Fueron 15 días intensos con casi ningún instante para descansar que, vistos ahora hacia atrás, significaron la reafirmación de cuánto importa esta Revolución para tanta gente fueran de fronteras, más de lo que muchos aquí podrían imaginar.

En tan poco tiempo vi los múltiples rostros de un país de historia milenaria y luchas sociales que lo acercan mucho al nuestro, sin hablar de las similitudes en la sazón de las comidas y el mestizaje de su gente.


Encontré ciudades provincianas, cosmopolitas, turísticas, grandes o pequeñas pero siempre depositarias de un pasado de por lo menos 10 siglos que hacen parecer nada a 500 años de historia de este Archipiélago del trópico.

Vi supermercados envanecidos y altaneros en su abundancia que junto a tiendas exclusivas con precios de tres dígitos siguen siendo la vitrina de una sociedad capitalista abrumada por el exceso de automóviles y una economía cada vez más tercerizada.

La emigración tiene allí una expresión clarísima en los meseros venidos de Europa oriental, los cuidadores de baños y recogedores de basura de tez oscura con rasgos asiáticos o africanos para quienes es una rareza que alguien les agradezca el buen servicio con un estrechón de manos. Las huellas del desarraigo son inocultables para Nidia, Dayami o Rosa quienes, por suerte, no han perdido el amor por este Archipiélago del Caribe.

En Lombardía mucha gente lucha contra la voracidad de las mafias que lava su dinero a costa de la quiebra de los empresarios y se enfrenta a los capitalistas que cierran fábricas y se van a otros países tras la mano de obra barata. Allí se preocupan por Cuba pues aún con nuestras dificultades y contradicciones seguimos siendo un referente de independencia y soberanía frente a los grandes poderes globales.

“¡Preocúpense!” les dije porque es otra manera de hacernos caer en cuenta del valor del ejemplo de esta Revolución. Si no fuera suficiente con saberse parte de una sociedad empeñada en un proyecto social disidente de la hegemonía cultural del capitalismo, llevamos sobre nuestros hombros la esperanza de tantas personas que siente que es posible un mundo mejor.

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 140 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -